Imagina….ción

c9c5c306efca57b6f867f5a99c43d411

La imaginación juega con nosotros, para bien y para mal. Para bien cuando, más o menos, la controlamos y somos conscientes de que estamos imaginando… cuando la necesitamos para crear nuestros propios mundos y sentirnos felices. Para mal cuando nos desborda, perdemos el control y por más que deseemos recuperarlo, lo único que ocurre es que nos arrastra irremediablemente hacia lugares a los cuales no queremos llegar.

Duele más observar como se acerca la aguja al brazo durante una extracción de sangre que el propio pinchazo segundos después. Da más miedo plantarse delante de una puerta para abrirla y no saber lo que hay detrás que una vez abierta. Nos sentimos inseguros en lugares desconocidos por imaginar más allá de lo que nos ocurre en ese mismo instante que estamos viviendo.

Al final, también para bien y para mal, siempre es menos de lo que habíamos imaginado. Pero ¿qué haríamos / seríamos sin la imaginación?

Por ejemplo…. esto no se si esta ya desbocado o no pero es mi imaginación… Desde entonces, lo que primero creí que solo era un ser azul, ha ido evolucionando a mi alrededor cogiendo, poco a poco, una verdadera forma. Aparece y desaparece en los momentos menos esperados y cuando puedo, interactúo con ella. Entra y sale del mundo real de diversas maneras y en diferentes colores. Me he dado cuenta que, dependiendo del color con el que se manifieste, su personalidad, su ir y venir y su forma de ser varían. Aunque a decir verdad, no tengo muy claro si es una sola o son varias.

Por el momento, sé que hay tres: la verde, la azul y la negra. Incluso he visto aparecer una Forma zombie. Viejos escritos en paredes de sótanos abandonados hablan de otros tipos de Forma pero aún estoy por verlas. Emmm… lo cierto es que no hay escritos, ni paredes, ni sótanos pero eso siempre le da un rollo muy enigmático a las cosas y parece que no pero como que queda todo muy bien empaquetado. No sé, digo.
Hasta Mañana!

La reencarnación…

vidaspasadasTengo una teoría que he ido madurando con el tiempo: creo que después de morir seguimos con la vida que tenemos y vamos empalmando una con otra. Es como si fuera, nuestra vida, un videojuego. Se nos acaba la barrita de la fuerza, morimos y volvemos a aparecer en la misma pantalla en la que estábamos, así hasta que pasemos el nivel.

Llega un momento en que el cuerpo llega a un límite de desgaste y edad y es cuando nacemos de nuevo y tenemos una nueva vida. Es decir, esto de continuar la partida es hasta un límite de edad, una fecha de caducidad, que todos tenemos al nacer, cual huevos del Walmart.

Creo en la reencarnación, creo en las energías que continúan…. Creo que el cielo y el infierno siempre están en vida y en muerte, y lo normal es que haya etapas de ambos. Dependiendo del lugar geográfico donde hayas sido asignado tendrás unas intensidades u otras.

Tenemos un gran problema en esta sociedad occidental para familiarizarnos con la muerte. La tenemos en un lugar muy elevado… aunque está bien que la guardemos respeto quizás lo que no está tan bien es vivir con miedo, porque se vive a medias.

No estoy diciendo que hay que cometer actos suicidas y estúpidos, solo digo que hay que relativizar el paso por la tierra porque si es verdad mi teoría volveremos al punto en el que estábamos a seguir consiguiendo puntos y bonificaciones por pasar pantallas en busca de fortuna (del tipo que sea…. azules, verdes, perfectas o imperfectas).

Tengo otra teoría, esta es incluso más compleja: creo que morimos todos los días un poco y resucitamos otro poco. Creo que, por ejemplo, que te lleves un disgusto porque te dejaron plantado o porque tu equipo ha perdido un partido quita vida, también creo que por cada alegría ganas vida, por cada abrazo, por cada beso, por ver el cielo azul de cerca y de frente,  por cada orgasmo… La barra de energía de tu videojuego aumentará o disminuirá según sea el día. Por eso a veces estamos fatigados y otras veces con la adrenalina a tope. Por eso existen los estados de ánimo, cada uno relacionados con una recompensa o penalización.

Y luego habría un tipo de personas diferentes, que no estarían sujetos a estas normas porque han descubierto que las reglas son estas y se pueden cambiar. En ese grupo se encontrarán los que tienen una particularidad que les hace excepcional, para bien o para mal. No serán seres grises, no pueden serlo. Serán con luz azul o con oscuridad, pero manejaran el videojuego de su vida como si hubieran descubierto uno de esos “trucos” que usábamos para pasar niveles. Habrían descubierto que se pueden modificar los códigos fuente. Quizás ese sea el truco, olvidar lo aprendido y cambiar las características de la partida. Lo mismo sería mejor si la partida durara lo que dura un deseo…el deseo de vida, y dependiera solo de nosotros.

Igual mañana se me ocurre otra teoría distinta…
Hasta Mañana!

¿Cómo se hace un amigo?

risa-sinmas--575x323La realidad es que a mi no suelen sucederme cosas de esas a las que les llamaríamos “raras” o “mágicas” o “milagrosas” pero hoy “me llego”, casi literalmente, a mis manos una frase que me vino muy bien para lo que estaba pensando en ese preciso momento… por lo que catalogue ese instante como una de esas cosas a las que llamaríamos “raras” o “mágicas”…
“La vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por el número de instantes que nos dejan sin respiración”.
-George Carlin
Lo que me llevó a pensar en esos instantes que me he quedado sin respiración… y en la mayoría de esos momentos he estado rodeado de amigos. Son algo importante, de las cosas mas importantes que tiene la vida, sin embargo, por diferentes razones, por momentos que nos tocan vivir, por la vida tan ocupada que solemos tener, porque siempre estamos rodeados de muchas personas durante el día o por mil motivos mas se nos olvida que tenemos que cuidar a los amigos y porque no… hacer amigos nuevos…

¿Cómo se hace un amigo? ¿Es algo difícil? No es algo que hacemos todos los días, quizá por eso parecería raro encontrar en tu agenda una actividad que tenga por titulo “hacer amigos” o “construir una amistad” pero creo que es algo que debería de estar en nuestra agenda mas seguido. Porque seguro que cuando llegue el momento de mirar hacia atrás en nuestras vidas, no lo recordaremos todo. Pero sin duda habrá una serie de “momentos mágicos y especiales” que brillarán con luz propia por encima del resto. Quizá esa es la verdadera esencia de la vida.

Sería importante, entonces, buscar momentos “que te dejen sin respiración”, que te emocionen, te entusiasmen, te apasionen,… te hagan sentirte que estas vivo de verdad. Y hay muchos instantes en nuestra vida que pueden pasar a formar parte de esta categoría de momentos realmente especiales si simplemente les dedicamos la atención que merecen y conscientemente decidimos crearlos. En muchas ocasiones las cosas o gestos más sencillos tienen el poder de conmovernos y transformarnos para siempre. La sonrisa o la mirada, un amanecer, una buena charla con un amigo o el descubrimiento de una nueva amistad, un gesto amable de un desconocido, la lectura de un texto conmovedor, una buena película… Si miramos con los ojos adecuados encontraremos innumerables momentos mágicos donde antes solo veíamos normalidad y rutina.

Atréverme a dar un paso al frente. Crear tantos momentos especiales como pueda en la vida y en la vida de las personas con las que me relaciono.
Hasta Mañana!

La tentación de una visión!

maroma-beach-2Volvió a pasarme… sucede siempre durante las vacaciones o en una escapada a la playa… Hay un lugar, un momento, en el que se te pasa por la cabeza. Luego, desaparece. Es una tentación en toda regla. Piensas: “¿Y si me quedo aquí para siempre? Ya que esto es tan bonito y yo estoy tan bien, ¿por qué no rompo con mi vida anterior y empiezo una nueva en este preciso instante?”. Se reconoce a la persona que está pensando algo así por la pequeña sonrisa que ilumina su cara y la luz que desprende. Pero luego, sin saber por qué, la tentación se queda muda, no habla y volvemos a casa. Algunos lo llaman sentido común. Otros, sencillamente, miedo.
Hasta Mañana!

Efímero!

dandelion-lgeEstaba yo sentado en la cafetería de la esquina, cuando se me acercó un viejo risueño y me tocó levemente el brazo. Nunca me pasan estas cosas.

– Perdón que te moleste, muchacho.
– No es molestia, estaba anotando unos pendientes, nada que no pueda esperar.
– Te he estado observando, tienes ojos de soñador. Te diré algo: pelea por lo que anhelas, no dejes de luchar, pero recuerda que en la vida todo es efímero. Relativiza triunfos y derrotas.
– Gracias, lo tendré en cuenta.

Acto seguido me puse a buscar en el celular el significado de “efímero” solo para estar seguro de que es lo que quería decirme el señor.

Me hizo un gesto cariñoso en el hombro y se fue con media sonrisa. Me quedé mirándole. Cuando pasaba el arco de la puerta se volvió y me guiñó un ojo.

Parece que tenía razón, todo es efímero:
El primer amor; los pasteles que mejor saben; las presencias familiares que nos importan (en su totalidad); la amistad sin interés; las lecturas que nos atrapan; ver crecer a nuestros hijos; el pelo en la cabeza; la confianza en los políticos; el estar recién bañado; el dinero en el bolsillo un fin de semana; la siesta cuando se necesita; las vacaciones; las relaciones de Internet; la suerte; el interés que desatas en personas interesantes; la limpieza en un taqueria de la condesa; la educación en el metro; los gases en tu cuerpo; los poemas dedicados; las canciones del verano; los empleos a jornada completa; tu roce en un coche; la victoria en campeonatos; la derrota en lo intentado; la memoria; el humo en el baño; el hielo en el vaso; la juventud; la belleza; las ampollas en los pies; las manchas de café en el escritorio; la ilusión en los mediocres; el talento de Peña Nieto; el descenso del desempleo; la crema en las magdalenas; la prisa; el verano; Usain Bolt; el hambre del tipo que sea; el luto por esa o ese ex que tardaron en irse; la pasión…

Llegué a mi casa, rompí la libreta donde anotaba las cosas pendientes de hacer y me dediqué a hacerlas, no vaya a ser que mañana me arrepienta de que se me pasó el tiempo para su realización.

Tengo dos cosas en mente que no son efímeras… el color de los ojos y la sonrisa… por lo menos mientras estas en la tierra…

La verdad no rompi la libreta… solo me puse a hacer los pendientes que tenían.
Hasta Mañana!

Todo es relativo!

04-esmalte-glitter-matte-yes-love-verde-aguaAntes quisiera hacer algunas aclaraciones respecto del título: ciertamente no me resulta muy satisfactorio porque la palabra relativismo me hace pensar en relatividad, que a su vez me hace pensar en la teoría física desarrollada a principios del siglo XX por el simpático científico judío alemán Albert Einstein, quien además es ateo, religioso, rebelde, dogmático, genio y estúpido, pésimo alumno premiado con honores, hombre de familia y mujeriego, modesto y soberbio, al menos según las conclusiones que se pueden sacar al leer las frases que se le adjudican en Facebook y algunas partes de su biografía… De hecho parece ser que Albert Einstein, Bob Marley y Steve Jobs fueron los que dijeron todo lo que pudo ser dicho respecto de todas las cosas. Superadas estas asociaciones erróneas termino por descubrir que relativismo es un concepto que propone que cada ser tiene su verdad, de manera tal que la verdad no existe ni importa y por supuesto éste que es un blog comprometido con la nada, no podía privarse de profundizar allí donde no hay profundidad alguna.

Caí en la tentación de engancharme en una “discusión” que ya había tenido, aunque con otros interlocutores. Digo “caí en la tentación” porque es esa clase de tema que jamás se puede desarrollar bien si el ambiente no es propicio, (y no lo era) y si los interlocutores no son propensos a ser persuadidos (y no eran propensos)

Vivimos en tiempos en los que parece ser todo relativo y en el que todas las verdades parecen estar sujetas a caprichos personales, de manera tal que ya siquiera podemos hablar de qué es y no verdadero, sino de puntos de vista, de discursos, de posibilidades y de múltiples realidades, entre tantas otras inconsistentes y adocenadas teorías. Para todos aquellos que hayan sido seducidos por estas ideas que parecen ser creadas, poseídas y comerciadas por intelectuales de nuestro tiempo, tengo una noticia: oficiando como un “don nadie”, como diría mi primo Juan, voy a revelar algunas verdades absolutas e indiscutibles que desmienten o no este concepto de: TODO ES RELATIVO.

La revelación que voy a hacer es gratuita y más allá de Tu género, edad, nacionalidad y/o credo, se cumplirá de igual modo en todos los lectores. Mi revelación es la siguiente: TU EN ALGÚN MOMENTO TE VAS A MORIR. Ahí tiene una verdad absoluta e indiscutible y tal como prometí se cumplirá, y así como expuse esa verdad respecto de su persona, puedo exponer muchas otras verdades sin siquiera saber quién es el lector que posa su mirada en este escrito en este momento. Aun así puedo confirmar que te encuentras con vida, y no solo eso, sino que además sabes leer.

Evidentemente que lo anterior también… si… también es relativo… porque para algunos la muerte es el paso a otro mundo y para otros es el paso a la reencarnación a otra cosa… por decir un par de ideas… por lo que en realidad no estarías muerto sino reencarnado.. no se… habría que preguntarles a ellos que piensan…

Lo que si es que a veces me encantaría saber, dentro de lo relativo que pueda ser, como me ven a mi algunas personas, sin que eso tenga que ver en como me veo yo que al final es lo que termina siendo la verdad para mi… me ayudaría a entender un montón de cosas y a dejar de ser tan tarado… es como mi teoría de los colores… lo que para mi es azul por que lo asocie a lo me me dijeron que era azul en la cabeza de otro puede ser lo que para mi me dijeron que era verde… incluso viéndola de frente a través de un espejo estaríamos observando cosas diferentes.
Hasta mañana!

Dentro de un radio de 3 metros cudrados

el_mundo_esta_en_mis_manos_by_alucard4-d36mrbwLa semana pasada, con mis alumnos de maestría, discutíamos acaloradamente (para darle un poco de emoción a esto… tampoco fue tan acalorada…) el objetivo de la ONU de reducir en el año 2020 (cada año lo extienden más) el hambre en el mundo, y el enojo que provocaba que casi ningún país llegará a cumplir su compromiso del 0,7% o que el presupuesto militar de 2 países podría destinarse a terminar con el hambre en el mundo en menos de 3 meses. En plena discusión se me ocurrió hacerles la siguiente pregunta: “viendo que les preocupa tanto el hambre en el mundo, querría saber quién de ustedes ha llevado una bolsa con comida a algún banco de alimentos (o similar) en México?”. La sorpresa fue mayúscula al comprobar que ninguna de las personas levantó la mano. La conclusión es demoledora! Nos encanta solucionar el mundo, proponer ideas para que otros las lleven a cabo, quejarnos de quien hace que o deja de hacer que (me super incluyo), pero al final, lo único que cuenta, es lo que cada uno de nosotros puede modestamente hacer para ayudar. Los grandes y elocuentes discursos son bonitos (a quien no le gusta una buena platica de TED), pero poco efectivos. Nosotros controlamos solamente los 3 metros de circunferencia que nos rodean, lo que decimos, lo que hacemos, eso sí depende de nosotros, ahí sí que podemos influir, y no en lo que hacen los demás. Por coherencia, deberíamos asegurarnos de que lo que hacemos en nuestros 3 m, lo que sí depende de nosotros, lo hacemos en coherencia con lo que creemos que es correcto. Como decía Gandhi, “debemos convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo”, o como decía la Madre Teresa de Calcuta, “toda la calle estaría más limpia si cada uno se encargara de limpiar el espacio delante de su puerta”.

Sumado a esto leí hace poco un frase muy usada pero que cabe muy bien aquí… “La única vida que tiene sentido es una vida con sentido, y la vida cobra todo su sentido cuando la enfocamos a ayudar a los demás.” y porque en ayudar a los demás????…. Estamos programados así, nos guste o no. Si no estas de acuerdo, te propongo el siguiente experimento: la próxima vez que te cruces con una viejita por la calle, tírala al suelo. Cuando esté tirada en la calle, analiza como te sientes! Es imposible que ningún ser humano se sienta bien en estas circunstancias. Somos así, en lo más profundo de nuestra naturaleza humana llevamos grabada la necesidad de ayudar a los demás. Cuando le hacemos un favor a alguien nos sentimos bien, irremediablemente bien; sin embargo, cuando le hacemos una mala jugada a alguien, aunque no queramos dar esa imagen, todos sabemos que en el fondo nos sentimos mal.

Estamos en este mundo para ayudarnos, para hacernos la vida más agradable unos a otros. Algunas personas tienen la fortuna de tener trabajo, de estar sanos, de disfrutar de amistades que les quieren, de tener seres queridos cerca que les cuidan y les ayudan en las épocas difíciles. Sin embargo, en este mundo tan injusto que hemos hecho entre todos hay muchas personas que no tienen amigos, ni familiares, ni seres queridos que les cuiden, las hay que no tienen trabajo y están viviendo auténticos dramas, otras tienen que dormir en la calle, otras no disfrutan de ningún tipo de comodidad ni de lujo, y lo más penoso es que la inmensa mayoría de ellas no merecen estar viviendo estas situaciones. Debe ser muy duro sufrir por no poder dar de comer a tus hijos, levantarse cada mañana sin saber donde comerás o dormirás, saber que no tienes trabajo y que difícilmente lo tendrás algún día, saber que estas abandonado,  sentir que no hay ningún ser  humano en este mundo al que le importes. Los que no estamos en esta situación no podemos pasar indiferentes ante ese dolor, aunque cada día más nos estamos acostumbrando. No podemos acostumbrarnos. Todos tenemos el deber de ayudarnos en la medida de nuestras posibilidades, eso sí entra dentro de nuestros 3 metro. Si queremos un mundo mejor, que lo queremos, tenemos que empezar por provocarlo nosotros. Ayudar al que más lo necesita es lo más grande que un ser humano puede hacer por otro. Por justicia. Por ser humano y no animal.

Y aqui otro discurso bonito… que esta dentro de mis metros cuadrados que controlo yo…
Hasta mañana!

Todo suma, todo cuenta…


Este espacio personal es donde puedo plasmar y explayar los pensamientos que recorren mi cabeza y que necesito redactar en unas líneas. Ocurren por ideas, videos, campañas publicitarias, diálogos, casualidades, vivencias… se enciende el foco e intento traducirla en palabras.
Ni soy coach, ni psicólogo, ni nada parecido, pero sí me interesa, y mucho, todo lo que tiene que ver con la motivación del ser humano, con las formas de iniciativa, de ver las cosas, de hacer las cosas. Voy a abordar el tema de la experiencia, aspecto que suele aparecer en mi mente y que hoy he decidido escribir.

Será por la edad, por las circunstancias de la vida, pero en el momento en el que me encuentro comienzo a ver las cosas con más lógica, cosas que cuando tuvieron lugar no las percibía como tales, e incluso ahora las llevo a un plano positivo para que de alguna manera puedan enriquecerme como persona y como profesional. Así, siempre he dudado sobre qué labor profesional era la mía, tal vez por ello he trabajado de muchas cosas sin un objetivo bien definido siempre, lo que llegaba era bien recibido. Cumplía con mi cometido, y a la hora de acabar la jornada me marchaba con la sensación de haber soportado una tarea más.

La perspectiva de ahora me ha permitido cambiar de opinión y ser consciente de que todas esas tareas “inertes” que he llevado a cabo sí me han servido para mejorar mis cualidades a día de hoy. El problema radica en que muchas veces no nos paramos a pensar tan siquiera un segundo en nosotros mismos y nos conformamos con la maldita rutina que guía nuestros pasos como becerros o borregos. Yo soy un becerro, por supuesto, todos los días me siento delante de mi computadora durante unas horas, pero recapacito y veo todo lo que queda detrás con un valor añadido, con muchos aspectos positivos y esto está transformándose en una creciente actitud más segura y confiada.

¿Qué quiero decir con esto? Bueno, simplemente comentar que todo cuenta, que las acciones o labores de antaño consideradas obligatorias porque formaban parte del trabajo, probablemente ahora sean la base de algo mucho mejor, de algo mucho más positivo, porque fueron actos que ahora podemos aprovechar ya que nuestra perspectiva de las cosas cambia con los años.
Hemos vivido, hecho, desecho, cientos de situaciones y puede que las que dejamos a un lado ahora también pueden ser importantes y provechosas.
Y eso está muy bien!!!

Hasta Mañana!

La Cortesia!!

asi_fue_el_incomodo_momento_de_pena_nieto_en_canadaLa cortesía ayuda a sostener una relación con la persona que amamos a pesar de que a veces nos pida opinión sobre una horrible blusa que lleva puesta. Este es uno de los escasos beneficios de la cortesía que se nos presenta bajo la forma de mentira piadosa o estafa menor con intenciones buena. Por supuesto siempre debemos tener presente que no somos los primeros en hacer uso de la cortesía y es válido considerar que nuestra contraparte nos pregunta qué opinamos de su blusa por cortesía, porque en realidad poco le importa nuestra opinión al respecto. Esta situación, en la que dos personas se vinculan solo por cortesía es mucho más frecuente de lo que creemos y, si más a menudo nos atrevemos a considerarla, créanme que podríamos librarnos de aburridísimas reuniones con compañeros del trabajo y otras situaciones en las que somos invitados por cortesía y nosotros asistimos por la misma razón. De hecho muy a menudo suelo imaginar cómo podría resolverse la misma situación haciendo uso de la cortesía y luego sin ella:

Situación haciendo uso de la cortesía:
-Hola, este Sábado festejo mi cumpleaños y por supuesto estás invitado.
-Sí, lo recuerdo, voy a ir, aunque solo un rato, porque el Domingo corro el maratón.
RESULTADO: Encuentro poco deseado por ambos individuos, incómodo saludo, te debo el regalo para la próxima, risas falsas, falsas aprobaciones, fin.
Situación sin uso de la cortesía:
-Hola, este Sábado festejo mi cumpleaños y preferiría que no vengas porque no te odio, pero tampoco me pareces una persona tan alegre.
-Qué bueno que lo planteas así, porque no me caes mal, pero tampoco iría al cumpleaños del novio de mi prima con quien no tengo un solo tema de conversación, es más, te estaba por mentir diciendo que correría un maratón al día siguiente para irme temprano.
-Nadie creería lo del maratón evaluando tu figura.
-Lo sé, pero es lo primero que se me ocurrió.
RESULTADO: Desinteresado saludo, sensación de alivio compartida, fin.

En lo que respecta a los regalos parece haber categorías, y entre los peores existe uno al que suelen llamar regalo de cortesía, comúnmente se trata de una baratija insignificante, que lejos de generar alegría, es capaz de producir doble malestar: desilusión en quien lo recibe e incomodidad en quien lo da. En este caso aconsejo a la humanidad que se olvide de los regalos de cortesía por que como ya acabo de demostrar son particularmente molestos. Ni hablar de los aperitivos de cortesía que sirven en algunos restaurantes: Todos sabemos que esas copas se completan con el champagne de las botellas más baratas del local o con los restos de comensales de la semana pasada (si, así es). Imagina una posada de navidad en donde no hubiera un intercambio forzoso. En donde solo se diera regalo a quien realmente quieres y tienes algo que reglar que sabes que le encantara.

Seguramente ya te estas preguntando quien te cederá el asiento en el microbús si nos deshacemos de la cortesía, sin embargo este blog es amigo de quienes ceden el asiento por que están convencidos de que están haciendo un bien y no por la cortesía misma y los reconocimientos que esta conlleva. Ahí esta la diferencia!
Hasta Mañana!

El Camello listo!

Una madre y un bebé camello estaban descansando en la sombra debajo de un árbol, y de repente el bebé camello le pregunta a su madre…
– Mama, puedo preguntarte algunas cosas?
– Claro que sí hijo mío, hay algo que te preocupa? — le contesto la mama camello
Entonces el bebe camello le pregunto a su madre:
– Por qué los camellos tenemos joroba?
– Hijo mío, nosotros necesitamos la joroba para guardar agua y poder sobrevivir cuando no hay agua. Nosotros somos animales del desierto y en el desierto es muy difícil encontrar agua. — le contesto su madre El bebe camello habiendo escuchado la respuesta le volvió a preguntar a su madre:
– ¿Mama, por qué son nuestras piernas largas y nuestros patas redondas?
– Hijo mío, con estas piernas nos podemos mover por el desierto mejor que nadie porque están adaptadas para andar por el desierto — le contesto su madre con orgullo.
El bebe camello volvió a lanzarle otra pregunta a su madre:
– …Y por qué son nuestras pestañas tan grandes? A veces esto molesta a mi vista y muchas veces no me deja ver bien las cosas.
La madre mirando orgullosa a su hijito le contesta:
– Hijo mío, las pestañas largas y gruesas son la tapa protectora de tus ojos y las tenemos así para que nos protejan de la arena del desierto y de los vientos fuertes que soplan en el desierto y que a veces se convierten en fuertes tormentas de arena.
El bebe después de haber escuchado las respuestas que le había dado su madre a todas sus inquietudes, le dice a su madre…
– ya entiendo, la joroba nos ayuda a poder tener agua almacenada para cuando estamos en el desierto ya que allí no hay agua debe almacenar el agua, las forma de nuestras piernas son para andar por el desierto con mayor facilidad y estas pestañas nos protegen los ojos de la arena y el viento del desierto…
– Entonces ¿qué demonios estamos haciendo aquí en el zoologico?

Estas el lugar donde puedes desarrollar tus capacidades?
Hasta mañana!

Pequeño manual de bolsillo de felicidad por Melendi.

Pequeño manual de bolsillo de felicidad por Melendi
Hagamos que todas las lágrimas no sean de tristeza;
Hagamos que no todas las palabras sean en voz alta;
Esta es muy importante y me gusta mucho… Hagamos que no todas las opiniones tengan el mismo crédito;
Hagamos que no todas las miradas sean desconfiadas;
Hagamos que no todos los miedos sean importantes;
Coño! Hagamos que no todos los sueños sean durmiendo;
Carajo! Hagamos que absolutamente todas las guerras sean en la cama;
Y hagamos que no todas las despedidas sean amargas…
Hasta mañana!

El Chocolate.

chocolate-mainHoy leí en la mañana, en uno de estos periódicos gratuitos y tan llenos de contenido relevante, una notica terrible: el chocolate podría acabarse en 20 años. Al oírlo, Sabina se desmayo.
La noticia hace referencia al otro tipo de chocolate, al que viene del cacao. Al parecer, se consume más chocolate del que se produce. Los cultivadores de cacao son como los abogados del PRI: no se dan abasto.
Los expertos dicen que al final será un objeto de lujo. Tanto, que en las recepciones en casa del embajador sacarán sólo un Ferrero Rocher y lo chuparán un ratito cada uno.
De cumplirse esto, supongo que nacerá un mercado negro de chocolate, un mercado 90% cacao (Como con el agave): “Eh, amigo, dame un peso para un nito.”
Los chinos venderán chocolate de imitación. Igual que ahora venden bolsas Luis Putón o lentes de Dolche Guevara.

La adicción al chocolate es un problema serio. Incluso las muñecas Barbie lanzaron un nuevo modelo para sensibilizar a la población sobre esta adicción. La bautizaron como “Barbi-zcocho”.
Para algunas personas, el chocolate es el sustituto del sexo. Caray, muy mal se te tiene que dar para que tu novia prefiera una pastel.
Hay una cosa que no entiendo: ¿por qué a un hombre que tiene los abdominales marcados le dicen que tiene “tableta de chocolate” Yo me como una al día y no se me marcan. Si tuviera que comparar mi barriga con un dulce, sería mas parecida a la rosca de reyes.

Lo que me impresiona es que hacen cigarros, monedas y botellas de champán de chocolate. Estamos educando a nuestros hijos en el vicio. Al rato veremos a los niños metiéndole billetes en la tanda a Ronald McDonald…
Ahora esta muy de moda la chocolaterapia. Consiste en darte masajes con chocolate fundido. En los SPA´s chinos lo llaman “Masaje Kinder”, porque al final hay sorpresa.
Por cierto, hay un postre, esto es cierto, que se llama “muerte por chocolate”. Eso tiene mas calorías que un helado de cerdo. ¿Quién pide un postre que contiene la palabra “muerte”? “¿Le espolvoreo un poco de cianuro, señor?”
Espero que el chocolate no desaparezca nunca, porque es un producto muy mexicano. Sin mas rollos, podríamos decir que Peña Nieto es como el chocolate: cada vez está más espeso, tiene más tropiezos y en todo lo que toca deja una mancha.
Hasta Mañana!

El Juego de los cuartos; el cuarto azul.

0c92044d-0b85-4aed-8e7f-aeb153c5b9d1Existen cientos de juegos, unos que escoges jugar y unos que sencillamente debes jugar. Hay infinidad de cuartos a los que puedes entrar, decides entrar al azul que está al fondo. Cada cuarto tiene su juego con sus respectivas reglas y dificultades, algunas son realmente difíciles otras no tanto. Unas son divertidas y otras no. No basta con tan sólo tocar bonito a la puerta para que se abra. Si quieres entrar tienes que cumplir sus determinadas reglas.
En el cuarto azul puedes acercarte, pero con los ojos vendados, no se ve nada, si logras llegar a la entrada no lo sabrás, pues seguirás ciego. Imagínate por un momento que vas caminando con los ojos vendados, no sabes si vas en dirección correcta quizá estés caminado hacía el lado opuesto. Teóricamente a falta de un sentido los demás se agudizan, supongo que toma su tiempo…
Siempre he dicho que el último sentido que elegiría perder sería la vista…
El cuarto te conoce, te puede ver, él no tiene los ojos tapados. Tú, por el contrario, mantienes la ceguera. Menudo cuarto el que escogí, la regla: “cuando te enfrentes conoce al de enfrente” es inútil bajo estas circunstancias… Intentas caminar en otra dirección para saber si estás más cerca que antes con la incertidumbre de llegar o no en algún momento. Cuando crees estar por llegar al cuarto pareces estar más lejos de la entrada y confirmas entonces que caminabas en dirección contraria. Además, tampoco hay garantía de que llegues y mucho menos de que al llegar se vaya a abrir la puerta. Con los ojos cerrados te puedes tropezar muy fácil, tienes que ir más lento y ser cuidadoso, vas con un bastón “escudo” para cualquier ataque inesperado, gritas para saber qué tan lejos o cerca estás y si no te contestan puede ser que ya estés muy lejos del cuarto. Queda confiar en el sexto sentido, si éste existe, o ir a otro cuarto con reglas y dificultades distintas.
Hasta Mañana!

Meteorologos

7:43 a.m.
El radio me informa, y yo que me lo creo todo, aconsejándome “no salgan de sus casas sin un paraguas… es mas, si puede, no salga” aunque no siempre les hago caso

12:20 p.m.
Salgo al taller sin paraguas y veo como el sol parte las piedras, ni rastro de agua.

Me gustaría ser meteorólogo, qué obsesión tengo últimamente con el tiempo, porque puedes mentir impunemente, no hace falta ni omitir la verdad.
Apostaría que señalan regiones en el mapa que ni existen, pura invención, incluso se ponen de acuerdo para mentir lo mismo.

¿Jura usted decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? ¿Pero quién fre…os puede responder afirmativamente una pregunta así?
No, lo siento, soy el hombre del tiempo y me siento incapaz,
ups! respuesta incorrecta!
Sí, por supuesto, soy el hombre del tiempo.
ahora sí

Hasta mañana!

Gimnasios y verano!

magola-534Ya estamos prácticamente en verano y eso se nota porque los gimnasios se llenan de gente. Es normal. cuando llega el primer día de playa, a nadie le gusta aparecer blanco y fofo. que si se juntan cuatro amigos, parecen un pack de gelatinas art. En estas fechas los gimnasios están llenos. Como si regalaran bíceps. Nos creemos que en tres semanas arreglaremos once meses de comer. Somos así. Se nota quiénes se han inscrito a última hora porque llegan al gimnasio con la etiqueta del short colgando. Son los que el día de antes han vaciado la tienda de deportes Marti y se compraron hasta a la cajera.
Después están los que se inscribieron en enero y todavía no lo han pisado. En todo este tiempo, lo más cerca que han estado de hacer ejercicio es cuando instalaron la televisión para ver el futbol.
La primera vez que van, les da cosa preguntar cómo funcionan las máquinas. Entran como si conocieran a todo el mundo y se montan en el primer aparato que encuentran: “Hola, ¿qué tal? Se me antojaba hacer un poco de body… jofer… ing…” “…Me parece muy bien, pero es la báscula!…”
Subirse a una máquina sin saber como funciona es más peligroso que dejarse hacer tacto rectal por Freddy Krueger. Hay que empezar con algo simple. Ir poco a poco. Pedir reeditas hasta para la bicicleta estática… por si acaso.
Que también están los que prefieren el gimnasio en casa y se compran aparatos con nombres raros: “abdominser total plus power forcé generation 3000 in the sky” Sólo con decir el nombre a la primera ya te sale el primer abdominal.
En fin… como dicen esto es un circo… y eso que estoy omitiendo la parte de los vestuarios…
Hasta Mañana!