Los Dilemas…

AAEAAQAAAAAAAANVAAAAJGY2ZDEzOTFhLWJlYTAtNGUzNi05MjUxLWZkMWFiODJhMGY4OADilema 1
Fue una de esas frases que lanzas de no más de 140 sin la menor importancia aparentemente y decía: «Esta tarde, a cortarme el pelo. Dándole vueltas a quitarme la barba, es el gran dilema del 2016.» solo era un miserable dilema… El pelo?… Sí…. La barba?… No. Pero en esto del twitter a veces te agarran te las estrujan y si no, no haberte metido @”alguien” retuiteó y qué, pensarán muchos… pero, acaso yo pienso? no, jamás…
Me fui a la peluquería de mi amigo (bueno no es mi amigo)  como un doberman con las orejas tiesas y tras el corte, agarró y su padre, maestro barbero, me afeitó y luego salí como un caniche con el rabo entre las piernas…
Ahí va… y que pase pronto el trago, algo que le dijo pamela anderson a tommy lee durante su primera noche…. y que me crezca el pelo de nuevo…que para lo que hay que besar… aún decido yo…

Dilema 2
El eterno dilema… no sé si es eterno o, incluso, dilema…. de lavarse las manos antes o después de orinar… masculínicamente hablando… se me ha esfumado en minutos tras preguntármelo seriamente cinco años atrás.
Como siempre he dudado del “cuándo”, nunca he seguido un orden, el orden de los productos no altera la orina, pero desde este mediodía y por siempre jamás desde ahora mismo siempre será: o antes o mucho después, pero se acabó el inmediatamente después.
Plano general.
Entro en el lavabo, ajeno, que es peor todavía, orino, expresión tan fea como “meo” o “micción” y me lavo las manos… no, no me he saltado ningún paso: tengo la estúpida costumbre, en lavabos ajenos —y solo cuando orino—, de vaciar el “mijitorio” justo antes de salir…
Plano corto.
Con las manos mojadas, busco una toalla o el secador de aire caliente… nada de nada.. y como no los encuentro, no existen, hago lo que hago siempre, desde hoy será “lo que hacía siempre”, sacudir las manos al aire, normalmente, hacia el suelo y secarme levemente la humedad en mi culo, un remedio como cualquier otro para salir del paso…

Podría seguir con mas dilemas absurdos… pero en realidad me pasa lo mismo con dilemas mas importantes… hacer o dejar de hacer, decirle o no decirle… queda pensar, así es esto, supongo… mientras tanto si se sabe que se quiere, que ya es mucho, la cosa podría ser más fácil… y si medio se sabe que se quiere… que también es mucho, la cosa podría ser medio fácil….

Alguien por ahí puede alterarse por tanto punto suspensivo en esta entrada… en realidad fue sin querer…. o no… que dilema…
Hasta mañana

Compañeros… No te fallaré…

“…Como cielo abierto cuando nadie lo esperaba, como esa palabra que estremece a mi razón, desde la otra orilla del río que nos separa cursaste nadando a prestarme el corazón, te has ganado a pulso siempre atento a cada instante… sabes… no te fallaré, somos compañeros, siem58 Friends Foreverpre estaré aquí si me necesitas no te fallaré, somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón… no te fallaré…” “…Como esa sonrisa que enterraste entre mis dudas, como aquellas luces que me indican donde voy, desde el otro lado de un camino que se cruza, me tiendes la mano y me enseñas lo que soy, te he tenido siempre frente al resto de la gente… sabes… no te fallaré… somos compañeros, siempre estaré aquí si me necesitas… no te fallaré… somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón…” “… Ya no se que es mío, lo que es tuyo o de los dos, solo se que el tiempo nos junto en el mismo asiento y ahora no te fallaré… siempre estaré aquí si me necesitas no te fallaré somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón… sabes… no te fallaré…

Hasta Mañana!

No escogí….

Confused-DogTengo demasiados amigos comiéndose los mocos es lo único por lo que, de momento, no te cobran y más que tendré si esto sigue así y que yo no acabe incluyéndome entre ellos…y no cuentan para las estadísticas en estos casos.
En cualquier caso como ser humano egoísta lo hago por mi: por no tener que levantarme cada día pensando en que no hago lo que me pide mi sentido común algún resquicio me queda por ahí dentro en todos los ámbitos de mi vida.

En ocasiones la cago, en otras la acierto en pocas, pero algunas hay, soy mainstream y en todas, intento, asumir las decisiones tomadas… como cuando bebo whisky asumo una posible cruda… Cuando le atino, duermo como un marsupial protegido en la bolsa rozando la felicidad y cuando meto la pata… duermo como una mierda pero hice lo que creí que debía hacer y por la mañana la cruda hace que mi cabeza estalle pero todo, visto en la distancia, me hace sentir coherente ser constante en la inconstancia…

No escogí muchas cosas en mi vida.
No escogí a muchas relaciones en mi vida…
No escogí
A veces ni me preguntaron si me parecía bien hacer o no una cosa… pero sí puedo escoger en este caso, ponerme del lado de los menos peores levantarme cada mañana con la conciencia bien tranquila sabiendo que el día que pude hacer algo lo hice, por muchos, pero por mi.
Hasta Mañana!

Einstein y su Chofer…

einsteinCuentan por ahi que cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por sus teorías cientificas, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no era nada bueno al volante y, sin em­ bargo, el cache le resultaba muy c6modo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer de taxi que pasaba por el cada vez que asistia a este tipo de eventos. El chofer lo llevaba, escuchaba la conferencia y luego lo regresaba a casa. Después de varios viajes, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez. -Si quiere -le dijo el- lo puedo sustituir por una noche. He oido su conferencia tantas veces que la puedo repetir de memoria. Einstein le tomó la palabra y, antes de llegar al lugar donde ofreceria su siguiente discurso, intercambiaron sus ropas: el chofer se arreglo y se despeinó; Einstein, por su parte, se colocó la casaca, el gorro y se puso al volante. Llegaron a la sala y, como ninguno de los academicos presentes conocia en persona al afamado científico, no se descubrió el engaño. El chofer expuso, de forma fluida, la conferencia que había escuchado tantas veces repetir a Einstein, mientras este lo observaba desde la ultima fila con una gran sonrisa. Toda iba muy bien, hasta que al final, un profesor en la audiencia hizo una pregunta que, evidentemente, el chofer no podria contestar. Por un instante titubeó, pero de pronto tuvo un golpe de inspiración y le respondió: -La pregunta que usted me hace es tan obvia y sencilla, que dejare que mi chofer, que se encuentra al final de la sala, se la responda.
Hasta Mañana!

Recuerdos… Memoria…!

Caray, es lo que más me angústia de estar con vida: poder llegar a perder los recuerdos. Toda la vida almacenando datos, aprendiendo y acumulando conocimientos para que de repente, un chispazo te deje el disco duro inservible. No hay copia de seguridad de tus cosas colgadas en la nube que puedas recuperar.

El primer disco —long play— que me compré fue “black and white” de Michael Jackson tras tontear mucho con los singles (por aquello de que todas las canciones de un disco grande no son buenas). Aquello marcaría la música que aún hoy, sigue gustándome. Lo compré unas semanas después de ver a Michael Jackson por televisión en la última actuación que haría en México, antes de morir por razones aun no bien claras. Una muerte que me parece que describe perfectamente la poesía del pop de la década de los 80 pero, también, de lo más solitaria.

Desde aquel momento, no solo se trataba de escuchar música sino que también, había que saberse de memoria las formaciones de las bandas, los títulos y los compositores de las canciones, los productores, el realizador de la portada, etc… Era la época de mirar y remirar la portada y los folletos interiores mientras caía una canción tras otra. Enriquecía tu cultura musical, sin más.

Diría que hay dos etapas en la vida, dos puntos de inflexión, en los que te das cuenta que te haces mayor (posiblemente haya más, pero tampoco le he dado demasiadas vueltas): el típico «cuando te das cuenta de que los futbolistas son más jóvenes que tú» y el más tardío «cuando empiezan a morirse los músicos con los que creciste». Antes no me pasaba pero ahora, en ocasiones solo escucho muertos: Gary Moore, Jeff Healey, Johnny Winter, Bon Scott, Steve Lee, Jon Lord, John Bonham, Robert Palmer, Phil Lynnot, Ronnie James Dio, Freddie Mercury, Alvin Lee, George Harrison… De todos ellos y de todos los de una lista interminable no habrá recuerdos nuevos pero, por suerte, no se borran los antiguos.

No sé si es más terrible quedarse hecho polvo en una silla pero con la cabeza bien despejada o ser un cero a la izquierda que no se entera absolutamente de nada. Como no lo he vivido en primera persona, no sé cual es el proceso. No sé si te vas enterando de que tu memoria flaquea o a medida que olvidas cosas, simplemente asimilas que las olvidas. Supongo que una vez lo olvidas todo por completo incluso olvidas que un día podías recordar.

…y es que quedarse sin recuerdos es como encender una y otra vez un mechero porque no sabes si ya lo hiciste.
Hasta Mañana!

Monotonia!

Harto del orden monótono en que construía sus días, decidió vivirlos aleatoriamente. Así que despertó una tarde y preparó el desayuno. Se duchó, se desnudó, regresó a casa, salió del trabajo, se acostó, cenó, salió de compras, se vistió y, como tenía tiempo, se cepilló los dientes antes de levantarse.
Hasta Mañana!

19 Frases de Sabina para 500 noches…

blog de armando kassian1. “…De pronto me vi como un perro de nadie ladrando a las puertas del cielo. Me dejó un neceser con agravios, la miel en los labios y escarcha en el pelo…”
2. “…¿Por qué comerse un marrón, cuando la vida se luce poniendo ante ti un caramelo?…”
3. “…Era tan pobre que no tenía más que dinero…”
4. “…¿Qué voy a hacerle yo, si me gusta el whisky sin soda, el sexo sin boda, las penas con pan?…”
5. “…Hay un pecado que no sé qué diera yo por cometer…”
6. “…Le dibujaba un mundo real, no uno color de rosa, pero ella prefería escuchar mentiras piadosas…”
7. “…Las mejores promesas son ésas que no hay que cumplir…”
8. “…Lo bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción…”
8. “…Si lo que quieres es vivir cien años, no vivas como vivo yo…”
9. “…Por decir lo que pienso, sin pensar lo que digo, más de un beso me dieron, y más de un bofetón…”
10. “…Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta…”
11. “…Vivo en el número siete, calle melancolía. Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría, pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía…”
12. “…Que el corazón no se pase de moda, que los otoños te doren la piel, que cada noche sea noche de boda, que no se ponga la luna de miel…”
13. “…Yo no quiero domingos por la tarde, yo no quiero columpio en el jardín. Lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mi…”
14. “…Y morirme contigo si te matas, y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere, mata, porque amores que matan nunca mueren…”
15. “…No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió…”
16. “…Yo le quería decir que el azar se parece al deseo, que un beso es sólo un asalto y la cama es un ring de boxeo…”
17. “…Nadie sabe cómo le queman en la boca tantos besos que no ha dado, tiene el corazón tan en par en par y tan oxidado…”
18. “…Ya no te tengo miedo, nena, pero no puedo seguirte en tu viaje. ¡Cuántas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje!…
19. “…Tanto la quería, que tardé en aprender a olvidarla 19 días y 500 noches…”

Hasta Mañana!

2015

año nuevo

Ya está aquí el nuevo año, el 2015. Dicen que el tiempo parece que pasa más deprisa a medida que nos hacemos mayores porque el cerebro tiene menos cosas que aprender y que la monotonía juega un papel importante en ello. Es decir, como de pequeños somos como una esponja que no para de absorber, el cerebro percibe el tiempo de forma distinta. Un día casi igual al siguiente y también al posterior —monotonía— sin nada nuevo que aprender o vivir, nos crea la sensación de que el tiempo ha pasado demasiado rápido. Es inevitable.

Es desconcertante. Mirar atrás y ver que el 2014 se ha desvanecido me da qué pensar. ¿Habré vivido lo suficiente durante los últimos 365 días o he estado rascándome la cabeza viendo como iban cayendo, día tras día, las hojas del calendario?

Es el momento en que todo el mundo, menos los chinos y otras civilizaciones que viven bajo otros calendarios, se marca unos propósitos para el año nuevo. Para empezar diferente, no tomé las 12 uvas tradicionales de esta parte del globo. Fue mi primer acto de rebeldía en contra de lo establecido y el seguir estancado en lo mismo de siempre. Si realmente existe lo que dicen las habladurías y supersticiones varias, decidí que yo iba a ser el único responsable de mi propia suerte y no siguiendo con la tradición. Eso me reconforta, tener el mando, tener el control. ¿A cuántos se les habrá helado la sangre pensando que van a tener un mal año porque cuando acabaron las 12 campanadas aún tenían 4 uvas que llevarse a la boca? ¿Cuántos empezaron el año medio atragantados porque fueron incapaces de masticar tanto grano acumulado en sus fauces? Alguien habrá que tras las 12 campanadas acabó en el suelo, rojo como un tomate, sin poder respirar. Seguramente, hasta que no terminó el intercambio de abrazos, besos y buenos deseos de todos los presentes no se le practicó la traqueotomía con el  espantasuegras.

¿Para qué arriesgarse? Es más fácil —y al menos lo sabes de antemano— tener un poquito de mala suerte obviando una tradición que nadie sabe de donde ha salido que dejarlo al azar y a tu capacidad de ser garganta profunda . Y así lo decidí y así lo cumplí.

Por lo demás, no tengo muchos propósitos a cumplir en los próximos meses. Sí que me he propuesto dejar cuanto antes la costumbre de escribir 2014 cada vez que deba escribir 2015. Siempre he pensado que empiezas a vivir realmente el año en cuanto logras escribirlo correctamente, sin pensarlo. Desde el día 1 de enero hasta que lo consigues, pasas un proceso de desintoxicación que va desde no darte cuenta que lo estás escribiendo mal, luego ya empiezas a corregirlo y un buen día, de buenas a primera, ya sale solo. En ese momento es cuando deberíamos abrazarnos al más próximo para que nos desee un feliz año.

Sea como sea, y sobre todo porque así está establecido: ya es 2015, lo quieras o no.

…y es que, posiblemente, la mejor forma de empezar con algún propósito es proponerse tener alguno o ninguno. Voy a ponerme a ello, en cuanto acabe con este café

Hasta Mañana!

¿eres libre?

321565_10150351544044630_761889629_8017018_2060766174_n-2Me disponía a usar una escalera mecánica situado en una zona torturada por cuestas empinadas e infinitas. Una zona que pensó alguien que, evidentemente, nunca vivió allí. Resoplando, agradecí al aparato. Pero al mirar hacia abajo para pisar con seguridad, una pregunta pintada en el piso me llamo sin avisar. ¿Eres libre? El que pregunta si eres libre, ya sabe que no lo eres. Él tampoco lo es, ¿quién lo es realmente? Todos presumimos de libertad, pero cientos de hilos invisibles nos atan a nuestra propia vida. Los mismos hilos que nos apuntalan y nos permiten vivir. Sin ataduras serías un globo de helio. Muy bonito, sí, pero acabarías explotando en la estratosfera. Y allí estaba yo. Pensando todo esto mientras la escalera avanzaba como una cremallera sobre una calle cosida a escaleras. Si fuera libre de verdad, jamás pasaría por esa calle.

Hasta Mañana!

¡Serás un Hombre, hijo mío!

Si puedes mantener la cabeza sobre los hombros cuando otros la pierden y te cargan su culpa, Si confías en ti mismo aún cuando todos de ti dudan, pero aún así tomas en cuenta sus dudas; Si puedes esperar sin que te canse la espera, o soportar calumnias sin pagar con la misma moneda, o ser odiado sin dar cabida al odio, y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad: Si puedes soñar y no hacer de tus sueños tu guía; Si puedes pensar sin hacer de tus pensamientos tu meta; Si Triunfo y Derrota se cruzan en tu camino y tratas de igual manera a ambos impostores, Si puedes tolerar que los bribones, tergiversen la verdad que has expresado y que sea trampa de necios en boca de malvados, o ver en ruinas la obra de tu vida, y agacharte a forjarla con útiles mellados: Si puedes hacer un montón con todas tus victorias Si puedes arrojarlas al capricho del azar, y perder, y remontarte de nuevo a tus comienzos sin que salga de tus labios una queja; Si logras que tus nervios y el corazón sean tu fiel compañero y resistir aunque tus fuerzas se vean menguadas con la única ayuda de la voluntad que dice: “¡Adelante!” Si ante la multitud das a la virtud abrigo, Si aún marchando con reyes guardas tu sencillez, Si no pueden herirte ni amigos ni enemigos, Si todos te reclaman y ninguno te precisa; Si puedes rellenar un implacable minuto con sesenta segundos de combate bravío, tuya es la Tierra y sus codiciados frutos, Y, lo que es más.. ¡serás un Hombre, hijo mío! Rudyard Kipling

Hasta Mañana!

Parábola: Trabajo en Equipo y la maquina de escribir!

maquinadeescribir

(No pienses que este mensaje llegó mal. Solamente lo tienes que leer sustituyendo las “x” por la letra “e”)
Aunqux mi máquina dx xscribir xs un modxlo antiguo, trabaja bixn, xxcxpto por una txcla qux lx falta.

Hay 45 txclas trabajando bixn; sin xmbargo, una sola qux no funcionx trax consigo una gran difxrxncia.

Algunas vxcxs mx parxcx qux xn nuxstro mundo hay pxrsonas qux sx asxmxjan a mi máquina dx xscribir y no trabajan como dxbxrían.

Ustxd dirá: “Buxno, al fin y al cabo, yo soy una sola pxrsona, no crxo qux sin mí sx obstruirá la marcha dx los proyxctos dxl mundo. Nadix notará mi falta dx ayuda y xntusiasmo. Sin xmbargo, para qux un proyxcto sxa xfxctivo y obtxnga xxito, rxquixrx la participación activa dx todos los mixmbros.

La próxima vxz qux ustxd pixnsx qux sus xsfuxrzos no sx nxcxsitan, rxcuxrdx mi máquina dx xscribir y dígasx: “Yo soy una dx las txclas importantxs xn nuxstro mundo y los dxmás mx nxcxsitan mucho.”

Hasta Mañana!

La imaginación!

floral-imagination-by-grazx-770828Me levante imaginando escenarios extremos sobre una misma situación que se que me pasará y que viviré… lo que no se es cual escenario ocurrirá…

Lo que si es que la imaginación juega con nosotros, para bien y para mal.

Para bien cuando, más o menos, la controlamos y somos conscientes de que estamos imaginando… cuando la necesitamos para crear nuestros propios mundos y sentirnos felices.

Para mal cuando nos desborda, perdemos el control y por más que deseemos recuperarlo, lo único que ocurre es que nos arrastra irremediablemente hacia lugares a los cuales no queremos llegar.

Duele más observar como se acerca la aguja al brazo durante una extracción de sangre que el propio pinchazo segundos después. Da más pánico plantarse delante de una puerta para abrirla y no saber lo que hay detrás que una vez abierta. Nos sentimos inseguros en lugares desconocidos por imaginar más allá de lo que nos ocurre en ese mismo instante que estamos viviendo.

Al final, también para bien y para mal, siempre es menos de lo que habíamos imaginado. Pero ¿qué haríamos –  seríamos sin la imaginación?

Hasta Mañana!

La Fábula del Granjero y el Caballo

Esta es una de mis fábulas preferidas:

Un granjero tenía sólo un caballo. Un día el caballo se escapó.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
Unos días después su caballo volvió con veinte caballos salvajes. El hombre y su hijo metieron a los 21 caballos en el corral.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una muy buena noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

Uno de los caballos salvajes golpeó al único hijo del granjero, rompiéndole sus dos piernas.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
El país entró en guerra, y todo hombre joven y en buena condición física fue reclutado para luchar. La guerra fue terrible y mató a todos los hombres jóvenes, pero el hijo del granjero se salvó, ya que sus piernas rotas evitaron que fuera reclutado.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una gran noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
Hasta Mañana!

Pizza Gratis

No gratis pero me pareció creativo, no para cualquier anuncio. Solo aquel que no moleste al cliente, que lo atraiga por original y “comico”. Si además te regalan un pasta seguro que el consumidor tomara muy bien esta publicidad y no se sentira invadido. Además si con esto la pizza saliera mas barata entonces se cierra el ciclo de una buen plan.


Hasta Mañana!