El Acordeón de @arkasmi

Los invito a ver un nuevo proyecto que se sumara a nuestro blog. Un Video Podcast llamado El Acordeón de @arkasmi en donde pretendo hablar sobre los puntos mas importantes, lo mas relevante, lo que no puedes dejar de saber sobre temas de interés general. Vaya!, lo que pondrías en un acordeón si tuvieras examen de ese tema al día siguiente… Espero que les guste y les sirve. Les agradeceré mucho sus comentarios.
En esta ocasión hablaremos sobre La Formula 1.

Hasta Mañana!

Muros invisibles!

Con esto de el muro que ahora esta tan de moda pensaba que también existen “muros invisibles” personales que por diferentes y desconocidos motivos, a veces, solemos levantar alrededor nuestro y que provocan muchas cosas negativas (y seguramente positivas también, no lo se) como el perder la capacidad de relacionarse o de llevarse grandes y gratas sorpresas, quizá me explique mejor con esta “analogía” que me encanta.
Había una vez una bella señorita con unos hermosos ojos azules azules que no quería que la voltearan a ver, sentía mucha vergüenza cuando era vista por la gente, y por eso no salía de casa y se ponía una gasa en su rostro cuando lo hacía. No tenía espejos, porque no quería sentir ni su propia mirada sobre sí misma. Estaba aterrada de ser tocada por cualquier mirada incluida la suya propia. No volteaba a ver a la gente por miedo a sentir las miradas de reciprocidad. Pero un día recibió debajo de su puerta un paquete. Era una fotografía de un chico joven, de ojos sonrientes, de mueca simpática, cabello brillante y nariz pequeña, no era guapo como los hombres de los anuncios de revistas, pero inspiraba una increíble alegría el simple hecho de verlo, nunca la había visto, al mirar sus ojos en la fotografía sintió un profundo calor en su pecho, un calor agradable y acogedor. Detrás de la foto decía “¿Me permites conocerte?” Por su miedo no pudo enfrentar la pregunta, escondió la foto debajo del tapete y se fue a esconder al baño.
Tiempo después, ella olvidó lo sucedido, pero recibió otro paquete igual bajo su puerta. Era otra foto del mismo joven, pero ahora frente a la foto estaba una nota que decía “Estoy afuera de tu puerta y tengo llave, no huyas, te quiero conocer”. Ella quedó petrificada, simplemente se puso a llorar mientras escuchaba minutos después cómo se abría la puerta. Gritó y lloró con gran miedo. Mientras el joven se acercaba a ella. Ella se ocultaba tras los muebles, se tapaba su rostro con sus brazos y las cosas que encontraba cerca. Su debilidad le impedía defenderse ante la supuesta irrupción. El joven, con gran paciencia y cuidado se acercó a ella, casi acorralándola en una esquina. Simplemente puso una mano sobre la cabeza de la chica, y la otra sobre el brazo que tapaba su rostro. Los dedos recorrieron los cabellos y la piel del brazo, remojada en lágrimas. El calor de su tacto era tan grato que la joven se rindió al esfuerzo. Sin abrir los ojos sintió las manos del joven tocar su rostro humedecido, y caliente, inyectado de sangre, avergonzado. Así duraron largo rato, hasta que el chico solo dijo: “Gracias”. Ella no abrió los ojos hasta que lo vió salir de la habitación.
Meses después del extraño suceso, recibió el periódico con un singular titular: “Escultor ciego triunfa con nueva escultura: Psique y Eros”. El rostro de Psique era el de ella, el rostro de Eros era el de él.

Hasta Mañana!

Un niño se acerca a otro sin conocerse de nada y simplemente le dice… ¿jugamos? y se ponen a jugar…

Escena: Hombre sentado solo en una mesa dentro de una cafetería… se acerca una mujer y se sienta en su mesa inesperadamente…
Ella: Que tal.
El: Nos conocemos?
Ella: no, pero me gustaría, el nombre del chupito de brandy me ha parecido prometedor
El: vale.. vamos aksdg…
Ella: no no no no me digas, que no quiero saber como te llamas
El: y eso?
Ella: porque no quiero llamarte como te llaman los demás
El: porque?
Ella: porque te quiero poner un nombre que signifique algo para mi, uno que sólo conozca yo y que sólo use yo. Y tu harás lo mismo conmigo,
El: ¿Buscar tu nombre?
Ella: si, pero no ahora, cuando nos conozcamos mejor. jaja ¿crees que estoy loca?
El: ¿estas loca?
Ella: Quizás… jajaja Que mas da.
(apunto de levantarse de la mesa) El: Encantado de conocerte, te llames como te llames
Ella: no no, dos veces no.
El: Claro que no, como se me ocurre… (se vuelve a sentar)
Ella: Es que no me gusta besar por besar… ¿Alguna pregunta?
El: si, pero te van a decepcionar. Son poco tópicas
Ella: eso es halagador
El: hacer preguntas tópicas?
Ella: No… sino que acabemos de conocernos y te preocupes decepcionarme
El: La primera pregunta es tan obvia que… casi prefiero que te la hagas tu misma
Ella: ¿y si lo que me pregunto no es lo mismo que ibas a preguntarme tu?
El: Seguro que si ya veras
Ella: vale, pero la respondes tu
El: trato echo, pero ¿nos damos la mano?
Ella: si, porque significa algo… ¿hago esto a menudo?
El: A veces… cuando vez a alguien interesante
Ella: y tu… porque te he entrado a ti…
El: porque me consideras alguien interesante… no se porque razón.
Ella: ¿porque razón?
El: Eso contestalo tu
Ella: ¿te gustan los parques?
El: No voy mucho, pero si
Ella: me encanta ir a los parques y ver a los niños jugar y de pronto un niño se acerca a otro sin conocerse de nada y simplemente le dice… ¿jugamos? y se ponen a jugar… no se cuando te vi pensé que querrías jugar conmigo….. ¿jugamos?
El: Vale…
Ella: genial
El: ¿a que jugamos?
Ella: eso es lo que nos diferencia de los niños… ellos siempre quieren saber a que están jugando. pero tu y yo vamos a descubrirlo mientras jugamos
El: ¿cuanto va a durar el juego?
Ella: Hasta que nos aburramos
El:. ¿hay reglas?
Ella: si, hay reglas. no quiero que averigües nada sobre mi. no quiero que sepas quien soy, así que nada de internet y nada de teléfonos.
El: pero… se supone que la idea es que… nos vamos a volver a ver
Ella: es la idea
El: Y entonces… ¿como quedaremos?
Ella: como venimos hablando!!! tal día, tal hora, tal sitio… es un método que lleva funcionando siglos, no tiene porque fallar ahora.
El: no, no tiene porque…. Algo mas?
Ella: si… te gusta ir poco a poco… a mi no… no quiero perder el tiempo, no quiero rodeos ni silencios incomodos… así que si te pregunto algo me respondes en el acto.
El: y…. si no me da la gana
Ella: mienteme… mentir es mucho mas creativo y mucho mas divertido que decir la verdad… yo confío mucho en la mentira… como dijo alguien… la mentira siempre dice la verdad.
El: ¿Quien dijo eso?
Ella: Yo… hace dos segundos
El: muy bien, te mentire… alguna norma mas?
Ella: si… la mas importante… pase lo que pase… no te enamores de mi
El: ¿es peligroso?
Ella: si, mucho
El: ¿para mi o para ti?
Ella: me tengo que ir… entonces, hoy es lunes, dentro de una semana nos vemos aquí… mas o menos a esta misma hora
El: perfecto
Ella: nos lo vamos a pasar bien tu y yo
Si quieres ver la escena en video aquí abajo esta.

Hasta Mañana!

Se le da mucho valor a la sinceridad..

“Armando, hace años escribiste una entrada que trataba este tema”.
– “Sí, seguramente, no la leas, ok. Es mejor que pongas en la tele esos programas que hablarán de tragedias, de la situación del país o donde salen vídeos de políticos diciendo cualquier cosa. Yo soy más divertido y veraz, tú verás”.

La sinceridad está sobrevalorada. Nadie quiere escuchar la verdad si no les conviene.
Prueba a ser sincero cuando tu pareja, tu hermana o amiga te pide consejo sobre como la queda una cosa puesta (cuando ves que no la queda bien). Se arma la Cuarta Guerra Mundial (en la Tercera ya estamos). Siempre recurrimos al uso del eufemismo como medio de salvaguardar nuestra integridad física.

La gente quiere escuchar lo que quiere escuchar. Te pedirán que seas sincero pero no lo quieren, quieren que adulteres la realidad para que todo tenga mejor olor, para que todo sea más confortable. “Haz lo que quieras cuando salgas con tus amigos, pero dímelo”. ¡Una mierda!, no quiere saberlo.

Recuerdo que mis ejemplos no tienen género, quien sí que lo tiene es el wey que lo escribe. No domino eso de ponerme en el otro sexo para exponer pensamientos, no soy Ana Torroja en Mecano. Tampoco tengo mis cuentas en paraísos fiscales.

No estoy a favor de mentir, para nada, no. La mentira, como norma general, es una obscenidad que provoca dolor. No creo que la mentira sea útil tampoco, ya que es cierto que tiene las patas cortas. Hay que tener muy buena memoria o ser un psicópata para mantenerla durante mucho tiempo.

Nunca hay que ser sincero para enumerar defectos de otras personas. Tampoco para exponer secretos de confesión. La discreción es una virtud escasa.

La gente que presume de “honestidad” suelen ser justo lo contrario. Normalmente se presume de lo que se carece.
Es una cualidad que no debería ser recordada porque se debiera presuponer.

Las personas que se ponen muy pesados con que seas sincero también tiene un análisis. Son así porque les han jodido mucho con mentiras o porque son mentirosos patológicos.
La sinceridad nunca se debiera exigir, al igual que no se exige que uno vaya bañado a una cita.

Con los años he aprendido que ser honesto da más frutos que las mentiras piadosas. Pero a veces es muy difícil. El engaño es la punta del iceberg de otras conductas que nunca son positivas para una relación, del tipo que sea.

En la vida hay que ser sincero pero teniendo clara una cosa: está sobrevalorada como medio de proporcionar la felicidad. Si quieres ser feliz piensa menos, vive la vida y recuerda que estamos en la vida cuatro días.
Tampoco fumes.

Hasta Mañana!

Consideraciones de extrañar!

Se puede extrañar a alguien que tienes sentado al lado. Eso es casi seguro.
De lo que no estoy tan seguro es de si, cuando extrañas a alguien, extrañas a alguien o extrañas algo. No me explico ¿verdad? Veamos, lo intento de nuevo:
¿Se extraña a la persona, o a lo que te pasa cuando esa persona está contigo? Respondiendo a esta pregunta quedaría esclarecido el punto numero dos de estas consideraciones, si es que estas consideraciones estuvieran numeradas.
Es, como casi todo, una cuestión de reacciones químicas, volátiles como ellas solas. En ese caso no extrañamos a nadie que no seamos nosotros mismos sometidos a qué sé yo qué proceso químico complejo.
Ahora parece que lo que extraño es hacer silogismos (si no sabes que es esto, sigue leyendo), que siempre me dieron un poco de flojera pero también mucho gusto.
¿Se puede extrañar algo que ya no tienes/haces/eres y que en su día no te gustaba? Me parece que sí, somos unas criaturas enrevesadas, la verdad.
Total, que extrañar es como la H, que si está, a veces estorba, pero si no está todo es rarísimo. Ya no digamos si la puta es intercalada.

El silogismo es una forma de razonamiento deductivo que consta de dos proposiciones como premisas y otra como conclusión, siendo la última una inferencia necesariamente deductiva de las otras dos. Fue formulado por primera vez por Aristóteles, ampliamente reconocido como padre fundador de la lógica.

Hasta Mañana!

La gran estafa: Empezar desde cero!

Grunge image of an old button - reset

Hoy escribiré algo importante, escúchame bien. Ayer metido en una conversación ajena escuché que se aconsejaba uno al otro… “pues la solución es empezar desde cero”… y esa frase se repitió en la conversación varias veces…

Lo diré despacio para que se me entienda : si después de un fracaso tu idea es empezar de cero es que estas muy tarado. El mayor error que hay es no aprender de los errores. Esto es aplicable a todos los ámbitos de la vida. Si has tenido varias experiencias amorosas, empresariales o de cualquier otra indole y te sientes decepcionado o decepcionada lo mismo es que no tienes que elegir lo mismo otra vez, no tienes que quedarte con el prototipo que te hace sufrir. Eso de borrar todo y empezar de cero es una tontería enorme porque tienes que tomarlo como un aprendizaje, algo que no volverás a repetir, aún con el riesgo de que vuelvas a equivocarte. Pero las posibilidades de éxito son mayores. El tiempo invertido servirá para algo.

Imagina que vas en el coche y el GPS te señala un camino que va directo hacia una pared. Tú obedeces porque es una máquina y es sabia y chocas una y otra vez contra la impenetrable masa de ladrillos. El problema es que el GPS está averiado y tú no has aprendido nada. Tienes que ignorar lo que te dice y seguir el camino correcto (que será diferente al recorrido). ¿Por qué hacer caso a los instintos equivocados? Somos falibles como humanos pero también tenemos la obligación de aprender, de madurar. Menos llorar por lo que sucede y más cambiar las cosas.

Hay muchas relaciones que llevan mucho tiempo juntas y se llevan de pena; no se soportan, se ponen cuernos y viven de las apariencias. Pero tienen algo que les une, bien sea que tienen negocios, hijos o pereza de dejarse. Van a terapia familiar (la cosa más inútil que existe sobre La Tierra) y deciden empezar de cero.
Sí, claro, vamos a eliminar TODOS los errores de estos veinte años, vamos a afilarnos los cuernos, vamos a devolvernos los golpes e insultos y vamos a empezar de cero. Así seremos felices, claro que sí.
Somos tarados. No va a funcionar, van a perder el tiempo. No tienen que volver a la casilla de inicio, tienes que abandonar la partida, tienes que cambiar de hábitos, cambiar de juego. Ese aire está contaminado.

Mi afirmación sobre el escaso nivel mental de los que aspiran a “empezar de cero” se basa en la observación objetiva de los miembros de mi especie. La gente pocas veces cambia. No, no cambiamos. Los defectos, las manías, las costumbres, las adicciones pocas veces son eliminadas por completo, es decir si volvemos a repetir actos con las personas que seguirán igual entonces el resultado será el mismo. ¿Conoces a gente que haya dicho que va a cambiar y lo haya cumplido? No, no suele pasar. Siempre hay excepciones y ya sé que a veces es mejor mentirse que asumir la realidad.

Hay que reinventarse, aprender cosas, sentir curiosidad, probar, apuntar errores y tenerlos presentes porque así es la única forma de mejorar en la vida y aspirar a ser moderadamente felices.
No empieces de cero, no desperdices, salvo que sea para borrar el historial de navegación de Google Chrome y que vaya más rápido. Ahí sí.
Pero bueno, por algo se dice que el humano es al único que le gusta tropezar con la misma piedra varias veces…

Hasta Mañana!

11 Frases y mas frases

tumblr_nwg6hhzpp31udfn1po1_500

Tengo épocas en las que voy anotando frases que escucho, leo o veo en cualquier lado, en cualquier momento. Las voy anotando en el teléfono. Algunas frases las anoto porque me parecen interesantes u originales, otras simplemente porque me gustan. A veces pasa que las escucho de amigos durante una noche de copas y cuando vuelvo abrir mis notas algunos días después me topo con la sorpresa de encontrar esas nuevas frases que no recordaba que había escuchado. Ninguna es mía pero algunas no se de quien son. Aquí dejo algunas recientes.

1. “Incluso la gente que afirma que no podemos hacer nada para cambiar nuestro destino mira antes de cruzar la calles.” Stephen Hawking
2. “Las cosas hermosas no buscan llamar la atención”
3. “Cuando la película termina, la historia comienza” Walt Disney
4. “Al final lo importante es tener un extraordinaria vida ordinaria”
5. “Esclavo es quien no se atreve a pensar”
6. “Si quieres que te sigan ve delante de ellos”
7. “Eres tan fuerte como tu siguiente movimiento”
8. “Nadie sabe que lo necesita hasta que lo ve” Steve Jobs
9. “A veces tener la razón no es lo más importante” Kathy Baker en la seria The Ranch
10. “A veces los que menos imaginamos hacen lo que jamás imaginamos”
11. Recuerda utilizar el silencio: Cuando escuchas palabras desafortunadas. Cuando alguien esté enfadado. Cuando alguien se encoleriza. Cuando la crítica te hiere. Cuando escuchas un calumnia. Cuando la vanidad provoca. El silencio es la amabilidad del perdón que se calla y espera el tiempo prudente, por eso es una de las más poderosas herramientas para construir y mantener la paz.

imagenes-de-paredes-pintadas-con-frases-romanticas-7 frases_en_la_calle_a_besos_entiendo frases-filosoficas-cortas-dulce-400x394 imagenes-con-frases-positivas-de-la-vida-6 frases_adictamente-blogspot-com-18

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

tatuajes-de-frases-chino-4

 

Hasta Mañana!

 

Estamos en ello!


Reconozco que me gusta tratar el tema de la motivación. Es un tema que me atrae, aunque muchas veces sea yo el primero que no lo cumple. El video me ha parecido la excusa perecta para lanzar una cuantas ideas sobre ello.

Desde que somos niños tenemos una serie de sueños que depositamos en unas ideas a muy largo plazo, inocentes de nosotros porque no somos conscientes de la dificultad que supone alcanzarlos. Pero bueno, como he indicado, éramos niños y tenemos el permiso y el “don” de hacerlo.

Personalmente, creo que en el desarrollo de nuestra persona en el mundo profesional no debemos ser presa de la ansiedad e intentar alcanzar todo urgentemente porque lo más probable es que dejemos muchas cosas por el camino que en su momento nos parezcan insignificantes pero que a la larga se transformen en importantes obstáculos o en las mejores herramientas para cuando llegue el momento.

Por supuesto, todos tropezamos una, dos y las veces que hagan falta, pero si la actitud es la adecuada seguro que el resultado es bueno, porque soy de la opinión que los tropezones son oportunidades para mejorar, nunca para lo contrario. A base de trabajo y de capacidad para crear y hacer las cosas y reconocer los fallos y aprender de ellos podemos llegar a definir un perfil óptimo que seguro nos dará muchas alegrías. En ocasiones, nos frustramos porque los resultados no acompañan al esfuerzo invertido en la tarea, pero hay que buscar el enfoque positivo del resultado, porque puede que económicamente no sea muy rentable pero profesionalmente sí lo sea por el conocimiento adquirido.

Al final, todo cuenta, la actitud personal del individuo y su preparación profesional, si los juntamos podremos saber hasta qué grado está preparado para afrontar nuevos retos. Sumando, claro está, el colectivo de personas que rodea a la persona en su labor, pudiendo convertirse en parte fundamental e indispensable de esa motiviación y capacidad de trabajo.

El video de la campaña de Amstel me ha parecido un muy buen ejemplo descriptivo de estas líneas, el esfuerzo, la capacidad de sacrificio y trabajo, de una persona por intentar culminar su sueño, por hacer las cosas lo mejor posible…

Estamos en ello!
Hasta Mañana!

¿Cómo se hace un amigo?

risa-sinmas--575x323La realidad es que a mi no suelen sucederme cosas de esas a las que les llamaríamos “raras” o “mágicas” o “milagrosas” pero hoy “me llego”, casi literalmente, a mis manos una frase que me vino muy bien para lo que estaba pensando en ese preciso momento… por lo que catalogue ese instante como una de esas cosas a las que llamaríamos “raras” o “mágicas”…
“La vida no se mide por el número de veces que respiramos, sino por el número de instantes que nos dejan sin respiración”.
-George Carlin
Lo que me llevó a pensar en esos instantes que me he quedado sin respiración… y en la mayoría de esos momentos he estado rodeado de amigos. Son algo importante, de las cosas mas importantes que tiene la vida, sin embargo, por diferentes razones, por momentos que nos tocan vivir, por la vida tan ocupada que solemos tener, porque siempre estamos rodeados de muchas personas durante el día o por mil motivos mas se nos olvida que tenemos que cuidar a los amigos y porque no… hacer amigos nuevos…

¿Cómo se hace un amigo? ¿Es algo difícil? No es algo que hacemos todos los días, quizá por eso parecería raro encontrar en tu agenda una actividad que tenga por titulo “hacer amigos” o “construir una amistad” pero creo que es algo que debería de estar en nuestra agenda mas seguido. Porque seguro que cuando llegue el momento de mirar hacia atrás en nuestras vidas, no lo recordaremos todo. Pero sin duda habrá una serie de “momentos mágicos y especiales” que brillarán con luz propia por encima del resto. Quizá esa es la verdadera esencia de la vida.

Sería importante, entonces, buscar momentos “que te dejen sin respiración”, que te emocionen, te entusiasmen, te apasionen,… te hagan sentirte que estas vivo de verdad. Y hay muchos instantes en nuestra vida que pueden pasar a formar parte de esta categoría de momentos realmente especiales si simplemente les dedicamos la atención que merecen y conscientemente decidimos crearlos. En muchas ocasiones las cosas o gestos más sencillos tienen el poder de conmovernos y transformarnos para siempre. La sonrisa o la mirada, un amanecer, una buena charla con un amigo o el descubrimiento de una nueva amistad, un gesto amable de un desconocido, la lectura de un texto conmovedor, una buena película… Si miramos con los ojos adecuados encontraremos innumerables momentos mágicos donde antes solo veíamos normalidad y rutina.

Atréverme a dar un paso al frente. Crear tantos momentos especiales como pueda en la vida y en la vida de las personas con las que me relaciono.
Hasta Mañana!

Efímero!

dandelion-lgeEstaba yo sentado en la cafetería de la esquina, cuando se me acercó un viejo risueño y me tocó levemente el brazo. Nunca me pasan estas cosas.

– Perdón que te moleste, muchacho.
– No es molestia, estaba anotando unos pendientes, nada que no pueda esperar.
– Te he estado observando, tienes ojos de soñador. Te diré algo: pelea por lo que anhelas, no dejes de luchar, pero recuerda que en la vida todo es efímero. Relativiza triunfos y derrotas.
– Gracias, lo tendré en cuenta.

Acto seguido me puse a buscar en el celular el significado de “efímero” solo para estar seguro de que es lo que quería decirme el señor.

Me hizo un gesto cariñoso en el hombro y se fue con media sonrisa. Me quedé mirándole. Cuando pasaba el arco de la puerta se volvió y me guiñó un ojo.

Parece que tenía razón, todo es efímero:
El primer amor; los pasteles que mejor saben; las presencias familiares que nos importan (en su totalidad); la amistad sin interés; las lecturas que nos atrapan; ver crecer a nuestros hijos; el pelo en la cabeza; la confianza en los políticos; el estar recién bañado; el dinero en el bolsillo un fin de semana; la siesta cuando se necesita; las vacaciones; las relaciones de Internet; la suerte; el interés que desatas en personas interesantes; la limpieza en un taqueria de la condesa; la educación en el metro; los gases en tu cuerpo; los poemas dedicados; las canciones del verano; los empleos a jornada completa; tu roce en un coche; la victoria en campeonatos; la derrota en lo intentado; la memoria; el humo en el baño; el hielo en el vaso; la juventud; la belleza; las ampollas en los pies; las manchas de café en el escritorio; la ilusión en los mediocres; el talento de Peña Nieto; el descenso del desempleo; la crema en las magdalenas; la prisa; el verano; Usain Bolt; el hambre del tipo que sea; el luto por esa o ese ex que tardaron en irse; la pasión…

Llegué a mi casa, rompí la libreta donde anotaba las cosas pendientes de hacer y me dediqué a hacerlas, no vaya a ser que mañana me arrepienta de que se me pasó el tiempo para su realización.

Tengo dos cosas en mente que no son efímeras… el color de los ojos y la sonrisa… por lo menos mientras estas en la tierra…

La verdad no rompi la libreta… solo me puse a hacer los pendientes que tenían.
Hasta Mañana!

Todo es relativo!

04-esmalte-glitter-matte-yes-love-verde-aguaAntes quisiera hacer algunas aclaraciones respecto del título: ciertamente no me resulta muy satisfactorio porque la palabra relativismo me hace pensar en relatividad, que a su vez me hace pensar en la teoría física desarrollada a principios del siglo XX por el simpático científico judío alemán Albert Einstein, quien además es ateo, religioso, rebelde, dogmático, genio y estúpido, pésimo alumno premiado con honores, hombre de familia y mujeriego, modesto y soberbio, al menos según las conclusiones que se pueden sacar al leer las frases que se le adjudican en Facebook y algunas partes de su biografía… De hecho parece ser que Albert Einstein, Bob Marley y Steve Jobs fueron los que dijeron todo lo que pudo ser dicho respecto de todas las cosas. Superadas estas asociaciones erróneas termino por descubrir que relativismo es un concepto que propone que cada ser tiene su verdad, de manera tal que la verdad no existe ni importa y por supuesto éste que es un blog comprometido con la nada, no podía privarse de profundizar allí donde no hay profundidad alguna.

Caí en la tentación de engancharme en una “discusión” que ya había tenido, aunque con otros interlocutores. Digo “caí en la tentación” porque es esa clase de tema que jamás se puede desarrollar bien si el ambiente no es propicio, (y no lo era) y si los interlocutores no son propensos a ser persuadidos (y no eran propensos)

Vivimos en tiempos en los que parece ser todo relativo y en el que todas las verdades parecen estar sujetas a caprichos personales, de manera tal que ya siquiera podemos hablar de qué es y no verdadero, sino de puntos de vista, de discursos, de posibilidades y de múltiples realidades, entre tantas otras inconsistentes y adocenadas teorías. Para todos aquellos que hayan sido seducidos por estas ideas que parecen ser creadas, poseídas y comerciadas por intelectuales de nuestro tiempo, tengo una noticia: oficiando como un “don nadie”, como diría mi primo Juan, voy a revelar algunas verdades absolutas e indiscutibles que desmienten o no este concepto de: TODO ES RELATIVO.

La revelación que voy a hacer es gratuita y más allá de Tu género, edad, nacionalidad y/o credo, se cumplirá de igual modo en todos los lectores. Mi revelación es la siguiente: TU EN ALGÚN MOMENTO TE VAS A MORIR. Ahí tiene una verdad absoluta e indiscutible y tal como prometí se cumplirá, y así como expuse esa verdad respecto de su persona, puedo exponer muchas otras verdades sin siquiera saber quién es el lector que posa su mirada en este escrito en este momento. Aun así puedo confirmar que te encuentras con vida, y no solo eso, sino que además sabes leer.

Evidentemente que lo anterior también… si… también es relativo… porque para algunos la muerte es el paso a otro mundo y para otros es el paso a la reencarnación a otra cosa… por decir un par de ideas… por lo que en realidad no estarías muerto sino reencarnado.. no se… habría que preguntarles a ellos que piensan…

Lo que si es que a veces me encantaría saber, dentro de lo relativo que pueda ser, como me ven a mi algunas personas, sin que eso tenga que ver en como me veo yo que al final es lo que termina siendo la verdad para mi… me ayudaría a entender un montón de cosas y a dejar de ser tan tarado… es como mi teoría de los colores… lo que para mi es azul por que lo asocie a lo me me dijeron que era azul en la cabeza de otro puede ser lo que para mi me dijeron que era verde… incluso viéndola de frente a través de un espejo estaríamos observando cosas diferentes.
Hasta mañana!

Dentro de un radio de 3 metros cudrados

el_mundo_esta_en_mis_manos_by_alucard4-d36mrbwLa semana pasada, con mis alumnos de maestría, discutíamos acaloradamente (para darle un poco de emoción a esto… tampoco fue tan acalorada…) el objetivo de la ONU de reducir en el año 2020 (cada año lo extienden más) el hambre en el mundo, y el enojo que provocaba que casi ningún país llegará a cumplir su compromiso del 0,7% o que el presupuesto militar de 2 países podría destinarse a terminar con el hambre en el mundo en menos de 3 meses. En plena discusión se me ocurrió hacerles la siguiente pregunta: “viendo que les preocupa tanto el hambre en el mundo, querría saber quién de ustedes ha llevado una bolsa con comida a algún banco de alimentos (o similar) en México?”. La sorpresa fue mayúscula al comprobar que ninguna de las personas levantó la mano. La conclusión es demoledora! Nos encanta solucionar el mundo, proponer ideas para que otros las lleven a cabo, quejarnos de quien hace que o deja de hacer que (me super incluyo), pero al final, lo único que cuenta, es lo que cada uno de nosotros puede modestamente hacer para ayudar. Los grandes y elocuentes discursos son bonitos (a quien no le gusta una buena platica de TED), pero poco efectivos. Nosotros controlamos solamente los 3 metros de circunferencia que nos rodean, lo que decimos, lo que hacemos, eso sí depende de nosotros, ahí sí que podemos influir, y no en lo que hacen los demás. Por coherencia, deberíamos asegurarnos de que lo que hacemos en nuestros 3 m, lo que sí depende de nosotros, lo hacemos en coherencia con lo que creemos que es correcto. Como decía Gandhi, “debemos convertirnos en el cambio que queremos ver en el mundo”, o como decía la Madre Teresa de Calcuta, “toda la calle estaría más limpia si cada uno se encargara de limpiar el espacio delante de su puerta”.

Sumado a esto leí hace poco un frase muy usada pero que cabe muy bien aquí… “La única vida que tiene sentido es una vida con sentido, y la vida cobra todo su sentido cuando la enfocamos a ayudar a los demás.” y porque en ayudar a los demás????…. Estamos programados así, nos guste o no. Si no estas de acuerdo, te propongo el siguiente experimento: la próxima vez que te cruces con una viejita por la calle, tírala al suelo. Cuando esté tirada en la calle, analiza como te sientes! Es imposible que ningún ser humano se sienta bien en estas circunstancias. Somos así, en lo más profundo de nuestra naturaleza humana llevamos grabada la necesidad de ayudar a los demás. Cuando le hacemos un favor a alguien nos sentimos bien, irremediablemente bien; sin embargo, cuando le hacemos una mala jugada a alguien, aunque no queramos dar esa imagen, todos sabemos que en el fondo nos sentimos mal.

Estamos en este mundo para ayudarnos, para hacernos la vida más agradable unos a otros. Algunas personas tienen la fortuna de tener trabajo, de estar sanos, de disfrutar de amistades que les quieren, de tener seres queridos cerca que les cuidan y les ayudan en las épocas difíciles. Sin embargo, en este mundo tan injusto que hemos hecho entre todos hay muchas personas que no tienen amigos, ni familiares, ni seres queridos que les cuiden, las hay que no tienen trabajo y están viviendo auténticos dramas, otras tienen que dormir en la calle, otras no disfrutan de ningún tipo de comodidad ni de lujo, y lo más penoso es que la inmensa mayoría de ellas no merecen estar viviendo estas situaciones. Debe ser muy duro sufrir por no poder dar de comer a tus hijos, levantarse cada mañana sin saber donde comerás o dormirás, saber que no tienes trabajo y que difícilmente lo tendrás algún día, saber que estas abandonado,  sentir que no hay ningún ser  humano en este mundo al que le importes. Los que no estamos en esta situación no podemos pasar indiferentes ante ese dolor, aunque cada día más nos estamos acostumbrando. No podemos acostumbrarnos. Todos tenemos el deber de ayudarnos en la medida de nuestras posibilidades, eso sí entra dentro de nuestros 3 metro. Si queremos un mundo mejor, que lo queremos, tenemos que empezar por provocarlo nosotros. Ayudar al que más lo necesita es lo más grande que un ser humano puede hacer por otro. Por justicia. Por ser humano y no animal.

Y aqui otro discurso bonito… que esta dentro de mis metros cuadrados que controlo yo…
Hasta mañana!

Todo suma, todo cuenta…


Este espacio personal es donde puedo plasmar y explayar los pensamientos que recorren mi cabeza y que necesito redactar en unas líneas. Ocurren por ideas, videos, campañas publicitarias, diálogos, casualidades, vivencias… se enciende el foco e intento traducirla en palabras.
Ni soy coach, ni psicólogo, ni nada parecido, pero sí me interesa, y mucho, todo lo que tiene que ver con la motivación del ser humano, con las formas de iniciativa, de ver las cosas, de hacer las cosas. Voy a abordar el tema de la experiencia, aspecto que suele aparecer en mi mente y que hoy he decidido escribir.

Será por la edad, por las circunstancias de la vida, pero en el momento en el que me encuentro comienzo a ver las cosas con más lógica, cosas que cuando tuvieron lugar no las percibía como tales, e incluso ahora las llevo a un plano positivo para que de alguna manera puedan enriquecerme como persona y como profesional. Así, siempre he dudado sobre qué labor profesional era la mía, tal vez por ello he trabajado de muchas cosas sin un objetivo bien definido siempre, lo que llegaba era bien recibido. Cumplía con mi cometido, y a la hora de acabar la jornada me marchaba con la sensación de haber soportado una tarea más.

La perspectiva de ahora me ha permitido cambiar de opinión y ser consciente de que todas esas tareas “inertes” que he llevado a cabo sí me han servido para mejorar mis cualidades a día de hoy. El problema radica en que muchas veces no nos paramos a pensar tan siquiera un segundo en nosotros mismos y nos conformamos con la maldita rutina que guía nuestros pasos como becerros o borregos. Yo soy un becerro, por supuesto, todos los días me siento delante de mi computadora durante unas horas, pero recapacito y veo todo lo que queda detrás con un valor añadido, con muchos aspectos positivos y esto está transformándose en una creciente actitud más segura y confiada.

¿Qué quiero decir con esto? Bueno, simplemente comentar que todo cuenta, que las acciones o labores de antaño consideradas obligatorias porque formaban parte del trabajo, probablemente ahora sean la base de algo mucho mejor, de algo mucho más positivo, porque fueron actos que ahora podemos aprovechar ya que nuestra perspectiva de las cosas cambia con los años.
Hemos vivido, hecho, desecho, cientos de situaciones y puede que las que dejamos a un lado ahora también pueden ser importantes y provechosas.
Y eso está muy bien!!!

Hasta Mañana!