Ciclos!

Gran parte dCerrando-ciclose nuestra vida la vivimos haciendo ciclos, es decir, no somos lineales en ninguna de nuestras actuaciones, por cualquier causa siempre estamos renovándonos porque hasta nuestras células también lo hacen. A nivel laboral, son muchos los cambios que vivimos, sea por mejoramiento profesional, por mejoramiento de la calidad de vida o simplemente porque es lo que sigue en base a tus objetivos de vida. Hoy me toca terminar un ciclo con una persona con la que trabaje muy de cerca durante un año. Tiempo en el cual puede aprender mucho de ella: paciencia, perseverancia, constancia y humildad… valores muy conocidos, atractivos y populares pero que a la hora de ponerlos en practica en el día a día resultan difíciles de aplicar, sin embargo, durante este año los pude ver puestos en marcha día tras día. Por ello estoy muy agradecido, pude aprender, viéndola ejerciendo estos valores, desde como tratar de la forma correcta a personas difíciles, el hacer las cosas bien, mejor de lo necesario, proponiendo y hasta a cuidar hacer los pequeños detalles en el trabajo de la mejor manera posible. Estoy muy contento por que se que le esperan grandes experiencias y momentos increíbles en sus siguientes ciclos y por la oportunidad que tuve de trabajar con ella durante este tiempo. No me gusta desear suerte porque es algo muy injusto, pero si le deseo que siga teniendo esa fuerza para seguir ejerciendo esos grandes valores con los cuales pude disfrutar durante este tiempo y son las herramientas que la llevaran, por seguro, mucho mas lejos que la suerte. Gracias Lau.
Hasta Mañana!

Los consejos repetitivos

armando kassianTodos somos un poco tontos, y por eso todos los años se repiten esos consejos que de tan obvios parecen bromas. Pero los dicen en serio. Nos suelen recordar a través de los medios que intentemos pasar por la sombra, beber líquidos, no practicar deporte en las horas de mucho sol y cosas así. Cada vez que los escucho me pregunto si hay alguien dispuesto a no beber nada durante un día de fuerte calor y correr todo el rato bajo el sol por el mero hecho de probar a ver qué pasa. Pero, bueno, no quiero generalizar, que hay gente para todo.

Hasta Mañana!

Las palabras se gastan.

palabras gastadas, levantarse, armandokassian.comTengo la sensación de que, a veces, la palabras se gastan con el uso. Con el mal uso, quizá sería más exacto. Hace poco estuve como invitado en un evento de jóvenes emprendedores. Buena gente. Personas con toda la vida y toda las ganas del mundo por delante. Se organizan, usan las redes para trazar la alianzas y sacar adelante sus proyectos. Me llamaron para hablar de mi experiencia personal en el mundo de las empresas. Entonces pensé que lo mejor sería ser muy sincero, nada convencional y lo menos épico posible. Una actitud que no cotiza demasiado en este mundillo, donde se premia a los iluminados, los hombres y mujeres hechos a sí mismos (otro concepto gastado) y los powerpoints motivacionales y muy impactantes (que también los hago). Les dije, solo para empezar, que la palabra emprendedor me parece gastada, que habría que inventar otra o quizá no inventar nada y volver al clásico “buscarse la vida”, como ha sido siempre. El lenguaje se gasta cuando se encierra sobre él la sombra de la manipulación interesada. Nuestro sistema actual es muy hábil para esas cosas. Cuando los políticos se llenan la boca con lo de los jóvenes emprendedores, algo huele mal. “Lo primero que tendrían que hacer es no penalizar y quitar los impuestos para crear una empresa en este país. Este es uno de los lugares más caros para hacerlo”. (Aquí hubo aplausos, la espina está clavada y duele). Les seguí hablando de mi realidad, de los miles de jóvenes como ellos que han tenido que irse del país porque esto es un agobio, de lo complicado que supone, la mayoría de veces, seguir en pie, buscar oportunidades e intentar ganar algo digno. Y más ahora. Puestos hablar de la maldita crisis actual, les pregunté qué habían aprendido y cómo iban a aplicarlo. “El mundo que conocíamos y sufríamos se está desmoronando. Nosotros vamos a construir el nuevo y sería bueno que nos pudiéramos sentir más orgullosos. Que las empresas tuvieran una conciencia ética digna, compatible con su ambición. Que la codicia no lo justificara todo y que la justicia social no fuera una rareza en nuestros ideales”. No me chiflaron, por lo que deduzco que no lo vieron mal.

Hasta Mañana!

La cenas de navidad, como la vida misma!

armandokassian.comAhora es la época en que tenemos cenas, posadas, comidas todo el tiempo y pensé (un poco) de como han ido cambiando estos eventos a lo largo de la vida de las personas y es que es el reflejo de la vida… la cenas de navidad, como la vida misma…

Y es como un grupo de amigos, veinteañeros, que se encuentran para elegir el sitio donde van a cenar todos juntos para celebrar la navidad. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central (por decir alguno), porque ponen la mejor música, la bebida es barata y van muchas mujeres (de su edad) que se pueden ligar, además que cierra hasta muy tarde.

Diez años después, los mismos amigos, a sus treinta años, se encuentran para elegir el sitio donde van a cenar todos juntos para celebrar la navidad. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque tiene lugar para que los niños jueguen, lugar de estacionamiento y esta cerca de la casa de todos.

Diez años después, los mismos amigos, ya en los cuarentas, se encuentran para elegir el sitio donde van a cenar todos juntos para celebrar la navidad. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central (insisto, por decir alguno), porque las camareras son guapas, llevan minifalda y escotes generosos.

Diez años después, los mismos amigos, ya cincuentones, se reúnen de nuevo para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque el menú es muy bueno y hay una magnífica carta de vinos.

Diez años después, los mismos amigos, ya sesentones, se reúnen de nuevo para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque es un lugar tranquilo, sin ruidos y tiene salón para no fumadores.

Diez años después, los mismos amigos, ya setentones, se reúnen de nuevo para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque el restaurante tiene acceso para minusválidos e incluso hay elevador.

Diez años después, los mismos amigos, ya octogenarios, se reúnen de nuevo para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se ponen de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, y todos coinciden en que es una gran idea porque nunca han cenado allí.

Sí, ríete, pero vete acostumbrando.. Lo importante es seguir reuniendonos Feliz navidad! / Feliz año!

Hasta Mañana!

Parábola: Trabajo en Equipo y la maquina de escribir!

maquinadeescribir

(No pienses que este mensaje llegó mal. Solamente lo tienes que leer sustituyendo las “x” por la letra “e”)
Aunqux mi máquina dx xscribir xs un modxlo antiguo, trabaja bixn, xxcxpto por una txcla qux lx falta.

Hay 45 txclas trabajando bixn; sin xmbargo, una sola qux no funcionx trax consigo una gran difxrxncia.

Algunas vxcxs mx parxcx qux xn nuxstro mundo hay pxrsonas qux sx asxmxjan a mi máquina dx xscribir y no trabajan como dxbxrían.

Ustxd dirá: “Buxno, al fin y al cabo, yo soy una sola pxrsona, no crxo qux sin mí sx obstruirá la marcha dx los proyxctos dxl mundo. Nadix notará mi falta dx ayuda y xntusiasmo. Sin xmbargo, para qux un proyxcto sxa xfxctivo y obtxnga xxito, rxquixrx la participación activa dx todos los mixmbros.

La próxima vxz qux ustxd pixnsx qux sus xsfuxrzos no sx nxcxsitan, rxcuxrdx mi máquina dx xscribir y dígasx: “Yo soy una dx las txclas importantxs xn nuxstro mundo y los dxmás mx nxcxsitan mucho.”

Hasta Mañana!

La Fábula del Granjero y el Caballo

Esta es una de mis fábulas preferidas:

Un granjero tenía sólo un caballo. Un día el caballo se escapó.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
Unos días después su caballo volvió con veinte caballos salvajes. El hombre y su hijo metieron a los 21 caballos en el corral.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una muy buena noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

Uno de los caballos salvajes golpeó al único hijo del granjero, rompiéndole sus dos piernas.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
El país entró en guerra, y todo hombre joven y en buena condición física fue reclutado para luchar. La guerra fue terrible y mató a todos los hombres jóvenes, pero el hijo del granjero se salvó, ya que sus piernas rotas evitaron que fuera reclutado.
Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una gran noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.
Hasta Mañana!

El mundo de las pizzas y… Elba Esther Gordillo!

Leo que este año, la Pizza margarita cumple 120 años. De todas las efemérides tontas, me quedo con ésta. El primer registro que se tiene de ella es en el menú de la primera comunión de Elba Esther Gordillo.
La primera Pizza Margarita estaba basada en los colores de la bandera de Italia, esto es verdad. El verde era la albahaca; el blanco, la mozzarella, y el rojo, el tomate. Era una Pizza muy italiana. Que mientras tú ibas al baño, se ligaba a tu novia.
Menos mal que la Pizza se inspiró en la bandera italiana. Imagínate que se hubiera inventando en México. Sería Pizza con sabor a chiles en nogada. O en Francia. Claro, rojo, tomate. Blanco, mozzarella. Pero ¿y azul? ¿Qué pones azul? ¿Un pitufo? ¿De dónde sacas un pitufo francés? ¿Agarras a Sarkozy?

El ingrediente estrella es una Pizza es el queso. Dile Queso, dile chicle. Se estira mucho. Agarras un pedazo y tienes que ir caminando hacia atrás conforme alargas el queso. Yo una vez pedí una Pizza en Coyoacan y me la comí en Satélite,  y porque se corto el queso en una caseta.
Lo curioso de una comida tan simple es que sea tan complicado de pedir, sobre todo a domicilio. Llamas y te contesta una voz ininteligible: “bienvenido… mjdyyejdspizza… djajdu desea?” “Deseo que vocalice, por favor.”
Y si les llegas a entender es peor, porque las ofertas tienen más condiciones que para pedir una crédito en Banamex: “Le regalamos el segundo ingrediente de la tercera Pizza masa fina excepto local y recoger y tres bebidas siempre que utilice el cupón de descuento del último pedido de abril. ¿Le interesa?” “Dejeme pensarlo y en septiembre le confirmo.”
Es tan difícil entender las ofertas, que la última vez que Elba Esther Gordillo pidió una Pizza, le salio una arruga en la cara y mira que no tiene ni una…
Por cierto, ¿por qué siempre regalan canelones con las Pizzas? ¿Y por qué no las queremos? Creo que es porque te las regalan con pocas ganas.
Otra cosa que no se entiende del mundo de la Pizzas son sus nombres. Las cuatro estaciones. ¿Quién le puso este nombre, Vivaldi o La pasadita de la media? “No, es que se llama así porque tiene cuatro ingredientes.” Muy bien, ¿cuál es el otoño? ¿El jamón?
O la Pizza caprichosa: “¡yo quiero llevar piña, yo quiero llevar piña, que yo quierooo llevar piña” Que ésa es otra: la piña es a la Pizza lo que el pepinillo a la hamburguesa. O lo que Elba Esther Gordillo a un calendario Sexy: sobra.

Hasta Mañana!

Imposible no emocionarse!

Y es que a todos nos viene bien, de vez en cuando, que una voz interior nos despierte y nos recuerde la importancia de sentir los colores, de luchar por nuestros sueños, de recuperar la ilusión que nos impulsó a emprender nuestro camino…
Esto es emoción, es coaching, es mensaje, es valor, es comunicación de marca.

‘viral-coaching’ creada por Nike para Boca Juniors
Hasta Mañana!

Utilizando a los medios!

Este comercial me parece un perfecto ejemplo de un cambio de perspectivas en los estudios del impacto de los medios de comunicación sobre las personas. Y es que yo digo que en lugar de quejarnos de las cosas negativas que tienen los nuevos medios (Internet, redes sociales, etc.) en la sociedad y que no vamos a controlarlos (ni queremos), ni a evitarlos, mejor los utilicemos a nuestro favor, apoyemonos en ellos, saquemos todo el juego.
En este excelente anuncio en vez de preguntarse ¿qué le hacen los medios a la gente?, el enfoque fue ¿qué hace la gente con los medios? En fin, ahí queda mi comentario.


Hasta Mañana!

Queriendo al cuerpo

Hace poco mas de tres año deje de fumar, en la peor época llegue a fumar hasta tres cajetillas de cigarros al día. Cuando veo este tipo de cosas, me motiva a seguir sin fumar.

Hasta Mañana!

La Siestecita: Humor

Lei el otro día en el Publimentro que un grupo de personas invertira tiempo y dinero en promover en México la famosa “Siestecita” para que esta costumbre no se pierda… no puedo evitar comentar el punto… De entrada no hay que confundirlo con lo que hacen en el Congreso de los Diputados. Los que aplican la “Siestecita” no cobran por dormir.
La promoción sirve para fomentar la tradición de la siesta, que parece que se esta perdiendo (yo nunca la tuve mas que en la prepa y porque estaba creciendo). Algunos dicen que es por el progreso y las prisas. Yo creo que es porque a esa hora pasan el programa ese de Laura Bozzo.
Es que con este programa no hay quien duerma. Te pone mas nervioso que Tiger Woods en una despedida de soltera. Y encima no se me ocurre peor forma de despertarse que viendo La Rosa de Guadalupe.
Hay varios tipos de “Siestecita” según donde se duerma. La de sofá, la de cama y la de sobremesa. Sobre mesa, literalmente. Es esa siesta que haces encima de la mesa. Ésta es muy típica de la gente grande.
También están los que se duermen en cualquier lugar. Los ves en el metro durmiendo, se les relaja todo el cuerpo y quedan colgados de la barra cual chorizos. Pero, atención, estas personas tienen un don: se despiertan justo cuando llegan a su parada. ¿Cómo lo hacen? A mí se me pasaría la parada.
Según los expertos (de Publimetro), la duración ideal de una siesta es de veinte minutos. Dormir más de veinte minutos te deja atontado, además, te levantas con la baba, los ojos legañosos, la boca pastosa y despeinado… Bueno, yo creo que Elba Esther Gordillo se quedó así después de una mala siesta.
A este grupo de personas que la quiere promover nada más le hace falta querer hacerle una pelicula, asi como la de Facebook.
Pues ellos podrían hacer una de la “Siestecita”. El tráiler diría: “Un hombre…, una cama…, baba en los labios. De los creadores de “No estaba dormido, estaba pensando”, llega “La venganza de Morfeo”
Bueno, esta bien dormir si estas cansado, pero es que podrían invertir en promover otro tipo de cosas, digo yo. Por lo pronto me voy a echar una Siestecita para aguantar bien el día.
Hasta Mañana!