Con una maquina del tiempo….

niños riendo_20090109153314_500Imagínate… Un día Cleopatra conoce a Winston Churchill, le fuma un puro habano de perfil y lo mata de amor. Otro día Lenin cae a los pies de María Antonieta y otro día, más tarde, los ojos azules, esos grandes ojos azules… de Frank Sinatra quedan pegados a los de Scarlett Johansson. ¿Te imaginas?… Previa creación de una máquina del tiempo, claro. Imagino el día en el que los seres más bellos y complicados del mundo sean batidos en una licuadora en la que cualquier combinación sea posible: Elizabeth Taylor con Mahatma Gandhi, Thalia con Napoleón, y siguen las ideas…

123708320984656612_lUVslW5y_f-1No pocas veces nos embarcamos en estas nubes mentales sólo para divertirnos pensando “qué hubiera pasado si…”. Y, también, pero pocas veces, nos embarcan sin esperarlo en este juego mental…
Y si tuviéramos una maquina del tiempo para poder hacer esto… Imagínate… en este mundo lleno de gente pero pocas personas…
Claro que a veces la realidad nos gana de mano y se dedica a cruzar las vidas de gente que parece hecha “tal para cual”…

Bien mirado, el amor es un milagro en el más literal de los sentidos. No por aquello del gordito en pañales y las flechas, sino por la bajísima probabilidad de que dos puedan llegar a coexistir en el mismo plano espacio-temporal (entre muchas otras cosas mas)… Hay, desde luego, miles de espejismos y premios de consuelo. Hay Novios Tres Meses, como para ir masticando algo hasta que llegue el Gran Canapé…. Pero las probabilidades no juegan a nuestro favor… ¿si llega demasiado tarde?, ¿o demasiado temprano? si es que llega….que es la casualidad, el random, la ruleta, el primer y último motor de todas las cosas.

carcajadaAsí, lo peor no es no coincidir sino el rendirse ante la evidencia de que esa vez la tómbola decidió poner las cosas dificiles y no disfrutar lo que la ruleta dejo y como nos lo dejo…. Que no nos quedemos con las ganas de hasta la próxima vez. O hasta la próxima encarnación, según convenga. Que se disfrute lo que es, como es y se exprima tanto se pueda exprimir… quien sabe… se puede abrir el cielo… una carcajada para la ruleta…

A deshora. A destiempo. A desaños. A distancias. A te quiero. A magia. A constancia. A pasos. A crecimiento. A lluvias. A lunas. A montañas. A sueños. A abrazos. A besos. A tuyo. A mío. A nuestro….. Hay gente a la que uno conoce demasiado pronto, y gente a la que uno conoce demasiado tarde. Habrá quien me diga la conocida frase de “la vida es lo que te pasa mientras tú quieres hacer otra” (por cierto, ya la he visto atribuida a tanta gente, que da que pensar), pero quien me lo diga, que me responda si alguna vez no ha tenido la sensación de que si una persona hubiera aparecido antes o después en su vida, las consecuencias habrían sido completamente diferentes. No digo mejores, digo diferentes.

Los encuentros que marcan vidas,
son los que ocurren a destiempo,
cuando el reloj está inservible,
cuando no prevemos un milagro,
o un camino,
cuando andamos perdidos sin saberlo,
cuando nos urge llover.

Los encuentros que marcan vidas,
llegan sin permiso,
desordenan fronteras,
pieles y letras.

Se adueñan de tus párpados
y se quedan a vivir en tu alma.
Te transforman en huracán,
y te hacen mejor persona.
— M. Sierra Villanueva

Hasta Mañana!

Los Dilemas…

AAEAAQAAAAAAAANVAAAAJGY2ZDEzOTFhLWJlYTAtNGUzNi05MjUxLWZkMWFiODJhMGY4OADilema 1
Fue una de esas frases que lanzas de no más de 140 sin la menor importancia aparentemente y decía: «Esta tarde, a cortarme el pelo. Dándole vueltas a quitarme la barba, es el gran dilema del 2016.» solo era un miserable dilema… El pelo?… Sí…. La barba?… No. Pero en esto del twitter a veces te agarran te las estrujan y si no, no haberte metido @”alguien” retuiteó y qué, pensarán muchos… pero, acaso yo pienso? no, jamás…
Me fui a la peluquería de mi amigo (bueno no es mi amigo)  como un doberman con las orejas tiesas y tras el corte, agarró y su padre, maestro barbero, me afeitó y luego salí como un caniche con el rabo entre las piernas…
Ahí va… y que pase pronto el trago, algo que le dijo pamela anderson a tommy lee durante su primera noche…. y que me crezca el pelo de nuevo…que para lo que hay que besar… aún decido yo…

Dilema 2
El eterno dilema… no sé si es eterno o, incluso, dilema…. de lavarse las manos antes o después de orinar… masculínicamente hablando… se me ha esfumado en minutos tras preguntármelo seriamente cinco años atrás.
Como siempre he dudado del “cuándo”, nunca he seguido un orden, el orden de los productos no altera la orina, pero desde este mediodía y por siempre jamás desde ahora mismo siempre será: o antes o mucho después, pero se acabó el inmediatamente después.
Plano general.
Entro en el lavabo, ajeno, que es peor todavía, orino, expresión tan fea como “meo” o “micción” y me lavo las manos… no, no me he saltado ningún paso: tengo la estúpida costumbre, en lavabos ajenos —y solo cuando orino—, de vaciar el “mijitorio” justo antes de salir…
Plano corto.
Con las manos mojadas, busco una toalla o el secador de aire caliente… nada de nada.. y como no los encuentro, no existen, hago lo que hago siempre, desde hoy será “lo que hacía siempre”, sacudir las manos al aire, normalmente, hacia el suelo y secarme levemente la humedad en mi culo, un remedio como cualquier otro para salir del paso…

Podría seguir con mas dilemas absurdos… pero en realidad me pasa lo mismo con dilemas mas importantes… hacer o dejar de hacer, decirle o no decirle… queda pensar, así es esto, supongo… mientras tanto si se sabe que se quiere, que ya es mucho, la cosa podría ser más fácil… y si medio se sabe que se quiere… que también es mucho, la cosa podría ser medio fácil….

Alguien por ahí puede alterarse por tanto punto suspensivo en esta entrada… en realidad fue sin querer…. o no… que dilema…
Hasta mañana

Compañeros… No te fallaré…

“…Como cielo abierto cuando nadie lo esperaba, como esa palabra que estremece a mi razón, desde la otra orilla del río que nos separa cursaste nadando a prestarme el corazón, te has ganado a pulso siempre atento a cada instante… sabes… no te fallaré, somos compañeros, siem58 Friends Foreverpre estaré aquí si me necesitas no te fallaré, somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón… no te fallaré…” “…Como esa sonrisa que enterraste entre mis dudas, como aquellas luces que me indican donde voy, desde el otro lado de un camino que se cruza, me tiendes la mano y me enseñas lo que soy, te he tenido siempre frente al resto de la gente… sabes… no te fallaré… somos compañeros, siempre estaré aquí si me necesitas… no te fallaré… somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón…” “… Ya no se que es mío, lo que es tuyo o de los dos, solo se que el tiempo nos junto en el mismo asiento y ahora no te fallaré… siempre estaré aquí si me necesitas no te fallaré somos compañeros, compañeros del trabajo de la vida y del amor, compañeros de las dudas que tenga tu corazón… sabes… no te fallaré…

Hasta Mañana!

No escogí….

Confused-DogTengo demasiados amigos comiéndose los mocos es lo único por lo que, de momento, no te cobran y más que tendré si esto sigue así y que yo no acabe incluyéndome entre ellos…y no cuentan para las estadísticas en estos casos.
En cualquier caso como ser humano egoísta lo hago por mi: por no tener que levantarme cada día pensando en que no hago lo que me pide mi sentido común algún resquicio me queda por ahí dentro en todos los ámbitos de mi vida.

En ocasiones la cago, en otras la acierto en pocas, pero algunas hay, soy mainstream y en todas, intento, asumir las decisiones tomadas… como cuando bebo whisky asumo una posible cruda… Cuando le atino, duermo como un marsupial protegido en la bolsa rozando la felicidad y cuando meto la pata… duermo como una mierda pero hice lo que creí que debía hacer y por la mañana la cruda hace que mi cabeza estalle pero todo, visto en la distancia, me hace sentir coherente ser constante en la inconstancia…

No escogí muchas cosas en mi vida.
No escogí a muchas relaciones en mi vida…
No escogí
A veces ni me preguntaron si me parecía bien hacer o no una cosa… pero sí puedo escoger en este caso, ponerme del lado de los menos peores levantarme cada mañana con la conciencia bien tranquila sabiendo que el día que pude hacer algo lo hice, por muchos, pero por mi.
Hasta Mañana!

Las palabras se gastan.

palabras gastadas, levantarse, armandokassian.comTengo la sensación de que, a veces, la palabras se gastan con el uso. Con el mal uso, quizá sería más exacto. Hace poco estuve como invitado en un evento de jóvenes emprendedores. Buena gente. Personas con toda la vida y toda las ganas del mundo por delante. Se organizan, usan las redes para trazar la alianzas y sacar adelante sus proyectos. Me llamaron para hablar de mi experiencia personal en el mundo de las empresas. Entonces pensé que lo mejor sería ser muy sincero, nada convencional y lo menos épico posible. Una actitud que no cotiza demasiado en este mundillo, donde se premia a los iluminados, los hombres y mujeres hechos a sí mismos (otro concepto gastado) y los powerpoints motivacionales y muy impactantes (que también los hago). Les dije, solo para empezar, que la palabra emprendedor me parece gastada, que habría que inventar otra o quizá no inventar nada y volver al clásico “buscarse la vida”, como ha sido siempre. El lenguaje se gasta cuando se encierra sobre él la sombra de la manipulación interesada. Nuestro sistema actual es muy hábil para esas cosas. Cuando los políticos se llenan la boca con lo de los jóvenes emprendedores, algo huele mal. “Lo primero que tendrían que hacer es no penalizar y quitar los impuestos para crear una empresa en este país. Este es uno de los lugares más caros para hacerlo”. (Aquí hubo aplausos, la espina está clavada y duele). Les seguí hablando de mi realidad, de los miles de jóvenes como ellos que han tenido que irse del país porque esto es un agobio, de lo complicado que supone, la mayoría de veces, seguir en pie, buscar oportunidades e intentar ganar algo digno. Y más ahora. Puestos hablar de la maldita crisis actual, les pregunté qué habían aprendido y cómo iban a aplicarlo. “El mundo que conocíamos y sufríamos se está desmoronando. Nosotros vamos a construir el nuevo y sería bueno que nos pudiéramos sentir más orgullosos. Que las empresas tuvieran una conciencia ética digna, compatible con su ambición. Que la codicia no lo justificara todo y que la justicia social no fuera una rareza en nuestros ideales”. No me chiflaron, por lo que deduzco que no lo vieron mal.

Hasta Mañana!