Que descanse!

Otra nota mental… el poli encargado de cuidar el edificio donde vivo, cada noche, al llegar a mi casa, me dice con una sonrisa autentica… “… joven Armando, espero que haya tenido un buen día, buenas noches, que descanse…” cosa que agradezco infinitamente. Son de esos momentos que valoras al final del día.
El tema aqui es que no se que contestarle ya que si le contesto lo mismo “…que descanse…” cuando se que le espera una noche de trabajo en la que no va dormir nada o muy mal y que por seguro no va a descansar… pues llego a ese micro momento incomodo que en el instante no me viene a la mente que contestarle…
En fin, agradezco mucho esa bienvenida y ese entusiasmo con el que hace su chamba.
Hasta Mañana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *